FALLO DE LA JUSTICIA A FAVOR DE LKM EN DEMANDA INICIADA POR NOVARTIS

Visto: 4292

La protección que concede la propiedad intelectual  “no se puede hacer a costa de privar el acceso a los medicamentos injustificadamente,  comprometiendo el derecho a la salud de la población vulnerable”, afirmó  la Sala III de la Cámara Civil y Comercial Federal,  al pronunciarse en favor del  laboratorio nacional LKM en una demanda iniciada por la multinacional suiza Novartis por la presunta violación de la patente de la droga imatinib mesilato.

La demanda fue iniciada por Novartis en 2007 con la intención de prohibir que LKM pudiese comercializar su producto Imatinib Martian recetado para tratamientos oncológicos  e impedir la importación de su compuesto activo, la forma cristalina beta del imatinib mesilato.

La justicia argentina ya había desestimado en primera instancia  el reclamo de Novartis porque el principio activo del imatinib mesilato había sido patentado en el extranjero, pero no así en la Argentina, por lo cual se encontraba en dominio público cuando LKM inició la producción local de Imatinib Martian.

La Cámara Civil y Comercial Federal admitió que la patente invocada por Novartis fue solicitada el 16 de julio de 1998 y concedida por el INPI el 28 de diciembre de 2006 para el polimorfo beta del imatinib mesilato, pero existen “otros poliformos del imatinib mesilato que no están patentados y que pueden ser utilizados libremente”. 

El fallo subrayó que el imatinib se encuentra “en dominio público” en la Argentina como en otros países del mundo, motivo por el cual puede ser usado por Novartis como por otros laboratorios de genéricos. Tampoco el poliformo beta del imatinib mesilato constituye una novedad, pues fue patentado en 1993 y es una variante de la misma droga “sin novedad inventiva”  que se encuentra disponible en el mercado.

La Cámara Civil y Comercial Federal  recordó que Novartis también mantiene un litigio por la patente del oncológico Glivec  ante la justicia de Chennai, India,  “cuestión que es trascendente para la industria de los genéricos”.

"El ordenamiento de patentes que rige en la Argentina no concede ningún derecho al inventor durante el trámite del patentamiento” advirtió el fallo de segunda instancia y en consecuencia el laboratorio LKM estaba habilitado para solicitar el pedido de autorización del medicamento Imatinib Martian a la ANMAT dos años antes de que la droga fuese patentada, recordó la sentencia.    

El tribunal manifestó que el derecho argentino “no otorga a favor del titular de una patente de producto un derecho exclusivo respecto del almacenamiento o tenencia del producto” y en consecuencia  “no es comprensible” que Novartis denunciara que “se violó su derecho de patente”.

Además, el laboratorio nacional demandado en su afán de evitar un litigio con Novartis “buscó comercializar un remedio con aptitud de combatir la leucemia mieloide que no contuviera el producto protegido por la patente concedida a la accionante (Novartis), sino uno similar que se encuentra en libre comercio”, aseveraron los miembros del tribunal  Graciela Medina y Ricardo Recondo.

El imatinib es un medicamento usado en el tratamiento de leucemia mieloide crónica, tumores del estroma gastrointenstinal y otros tipos de cáncer, y fue desarrollado en la década del 80 por el químico Niholas Lydon, un investigador de Novartis, y el oncólogo Brian Druker de Oregon Health .

Para leerla completa ingrese a: http://www.diariojudicial.com/contenidos/2012/09/26/noticia_0006.html