EL POLO FARMACEUTICO INCORPORA NUEVAS OBRAS DE INFRAESTRUCTURA PARA LA ZONA SUR DE LA CAPITAL

Visto: 10079

El Polo Farmaceútico de Villa Soldati incorpora cada semana nuevas  obras de infraestructura y para diciembre de este año o enero de 2013 se completará la primera etapa  de su construcción,  pues los plazos  se están cumpliendo de acuerdo al organigrama elaborado por los laboratorios que participan del proyecto.

En esta etapa de las obras, ya se asfaltaron las calles para vehículos de tránsito liviano que son las frentistas con las Avenidas Fernández de la Cruz y la Avenida Escalada, y también se completó la calle interna de tránsito pesado paralela a las vías del Ferrocarril Metropolitanos (ex Belgrano).

También se completó la colocación del  trazado de Cañería Pluvial de 400, 600 y 900 mm, se colocaron 1.200 metros lineales de caños de media y baja tensión, junto a 40 cámaras de pases.    

Las obras realizadas incluyen 900 metros lineales de cañeros para corrientes débiles, telefonía y fibra óptica.

La UTE a cargo de las obras de infraestructura  informó que  “está prácticamente terminado el tendido de caños cloacales internos y se comenzó con el trabajo de colocación de los 2.600 metros  lineales de la cañería cloacal de bombeo”.

Este trabajo se está realizando con un sistema de “tunelera” dirigida por sonda, la cual permite colocar la cañería sin romper o abrir las veredas del barrio, pues simplemente se perfora un acceso en un extremo y otro al final del tramo de 240 metros, lo que garantiza el impacto casi nulo del trabajo que avanza en las inmediaciones del predio.

Otra de las obras que ha sido completada es el movimiento de suelos dentro del predio, en el cual se logró redistribuir y reutilizar el equivalente a más de mil doscientos viajes de camiones de tierra, con lo cual también redujo a casi nulo el impacto en la zona y el barrio, pues esos camiones  no debieron abandonar el predio “intrusando” los alrededores del futuro Polo Farmacéutico.

La UTE que dirige la construcción está ultimando, además, los detalles con EDESUR para el tendido del suministro eléctrico para el predio.

Independientemente de las obras de infraestructura que serán de utilización común, algunos de los laboratorios integrantes del polo ya comenzaron sus obras particulares de sus plantas productivas como es el caso del Laboratorio Montpellier.

Los laboratorios Panalab, Penn, Omicron y LKM también tienen previsto iniciar en breve la construcción de sus plantas farmacéuticas, que dibujarán en el horizonte de la zona sur un panorama de trabajo y producción en lo que fue un predio inundable y virtualmente abandonado dentro de la jurisdicción de la comuna 8 de Soldati y Villa Lugano.

Los laboratorios que comparten el proyecto ocupan terrenos que oscilan de  4 mil a 30 mil metros cuadrados cada uno. Montpellier, el laboratorio que más ha avanzado en la construcción de cimientos, se ha reservado un espacio vital de 31 mil metros cuadrados.

Otros 14 mil metros cuadrados son para Pablo Cassará. El laboratorio LKM ocupa 12 mil, Therabel Pharma 10 mil y  Panalab Argentina construye sobre 8.600 metros cuadrados.

Laboratorios Mar se instaló sobre 6.700 metros cuadrados , GP Pharma y Laboratorios Penn se reparten 6.600 metros cuadrados cada uno, Aristón, Caillon/Spedrog y H Medical compartirán 6.500 metros cuadrados , Omicron instalará su planta sobre 5.200 metros cuadrados  y Laboratorios Domínguez planificó su  futura y moderna planta sobre una superficie de 4.300 metros cuadrados.

El Polo Farmacéutico Buenos Aires fue creado por Ley 1768 sancionada el 11 de agosto de 2005 pero su construcción se demoró en el tiempo, debido a que hubo que convocar a estudios ambientales y a audiencias públicas con los vecinos de Soldati. 

“Se convocaron dos audiencias públicas y hubo que convencer a los vecinos que no era una industria contaminante. La industria farmacéutica no es contaminante a diferencia de la química”, explicaron voceros de Cooperala, impulsora del proyecto que aportará miles de puestos de trabajo en la zona sur.

El emprendimiento “ya impacta favorablemente en la generación de trabajo y seguridad”, destacó el arquitecto Pablo Díaz Usandivaras, coordinador de la UTE que integran los laboratorios y a cargo de supervisar diariamente las obras dentro del predio.

El Polo Farmacéutico se levanta en un polígono de 13 hectáreas, otrora potrero de tierra baja e inundable ubicado entre las Avenidas Escalada, Francisco Fernández de la Cruz y las vías del Ferrocarril Metropolitanos (ex General Belgrano).