EXPERIENCIAS FARMACIAS HOSPITALARIAS DURANTE EL SIMPOSIO DE FEFARA

Visto: 214

Un protocolo para el manejo de los desordenes hipertensivos de las embarazadas para los hospitales de Misiones, un programa para la atención farmacéutica de pacientes con VIH en Alta Gracia, Córdoba, y la construcción de una red de farmacias hospitalarias y comunitarias desde el Hospital El Cruce de Florencia Varela, fueron expuestos como ejemplos a replicar y profundizar durante el Primer Simposio Nacional e Internacional Hospitalarios organizado por FEFARA.

El farmacéutico Martín Robatto, del Hospital El Cruce, recibió una mención especial al término del simposio, entregada por el Departamento Hospitalarios de FEFARA, que al mismo tiempo destacó por igual la calidad y las similitudes de los tres proyectos seleccionados.

Los tres proyectos detectaron una necesidad en un espacio que estaba vacío”, resaltaron las tres profesionales integrantes del Departamento Hospitalarios, que organizó su primer simposio y promete repetir todos los años.

“Los tres hicieron eje en la accesibilidad del paciente al medicamento, por eso desde estos simposios es importante que podamos compartir experiencias y herramientas para que los pacientes tengan acceso al medicamento”, agregaron las profesionales.

“El peor problema es el acceso al medicamento”, enfatizó Robatto, al exponer sobre la red de farmacias hospitalarias y comunitarias que han desarrollado desde el Hospital El Cruce.

Como ejemplo mencionó que desde Venado Tuerto enviaban a una ambulancia a retirar a El Cruce la medicación de un paciente, hasta que incorporaron a la red a una farmacia de esa localidad que asumió la elaboración del  medicamento.

“Con el dinero que se ahorran enviando una ambulancia desde Venado Tuerto, pueden fortalecer la farmacia del hospital de esa ciudad y contratar a otro profesional”, argumentó Robatto.

La red de farmacias hospitalarias y comunitarias que elaboren recetas magistrales es un proceso abierto a la iniciativa, la creatividad y que con impulso y coordinación ya se ha extendido por el conurbano bonaerense. Y el siguiente paso es convocar a un foro de farmacéuticos hospitalarios y comunitarios, adelantó el expositor.

Esa red tiene dos objetivos básicos: facilitar el acceso a los medicamentos y la continuidad de los tratamientos, aún lejos del hospital donde fue diagnosticado y medicado el paciente.

Además, la red favorece el acercamiento entre el médico y el farmacéutico, explicó el profesional de El Cruce.

Sin embargo, “no todas las farmacias tienen laboratorios para la elaboración o no tienen farmacéuticos capacitados en recetas magistrales”, advirtió Robbato.

La farmacéutica Liliana Bessone, expuso sobre el programa de atención para pacientes con VIH que impulsa el centro de testeo CEPAT del Hospital Arturo Illia de Alta Gracia, que “salió a la calle” para realizar exámenes gratuitos a la población de esa localidad cordobesa.

“Muchos pacientes preferían viajar hasta la ciudad de Córdoba, porque no se acercaban al hospital de Alta Gracia por prejuicios. Se trata de una ciudad pequeña de 50 mil habitantes”, explicó Bessone.

Entonces, los profesionales del CEPAT salieron a los barrios e incluso todos los años, el primero  de diciembre, organizan la Maratón contra el VIH, que les otorga visibilidad.

Al mismo tiempo, “estamos sufriendo falta de recursos humanos, somos solo dos las farmacéuticas que hace mucho que peleamos por lo mismo” desde el CEPAT, aclaró.

Bessone dejó un mensaje: “la seguridad del paciente es un trabajo en equipo”.

Mónica Espíndola explicó el Protocolo de Manejo de Desórdenes Hipertensivos en Embarazadas que impulsan desde el Hospital Materno Neonatal de Posadas.

El protocolo fue adaptado de las guías nacionales por médicos y farmacéuticos misioneros y se han capacitado a agentes de la salud de seis áreas sanitarias provinciales, explicó Espíndola.

“Es relevante que los médicos consideren a los farmacéuticos como agentes de salud”, resaltó Espíndola.

La profesional detalló que ya son 18 los hospitales provinciales incluidos en la distribución de un kits para  el tratamiento de la hipertensión en embarazadas y completó que “desde 2013 percibimos un incremento de adhesión al protocolo”.