INDUSTRIA NACIONAL Y FARMACÉUTICOS ALIENTAN UN NUEVO PROGRAMA DE MEDICAMENTOS PARA SECTORES MÁS NECESITADOS

Visto: 1190

Los principales laboratorios nacionales y la COFA avanzan en el denominado “Nuevo Convenio de Medicamentos de Primer Nivel” que otorgará descuentos del 30 al 70 por ciento en medicamentos recetados a los sectores más necesitados de la población.

El nuevo convenio beneficiará a quienes reciben la Asignación Universal por Hijo que suman alrededor de 8 millones de personas, todos los que perciban subsidios del ANSES y los mayores de 65 años, con o sin PAMI.

Los laboratorios que participan de la iniciativa nucleados en CILFA  están elaborando un vademécum que incluirá los medicamentos ambulatorios de marca más recetados en Argentina.  O sea, las marcas reconocidas y de probada eficacia por su permanencia desde hace tiempo en el mercado.

El convenio no constituye, entonces,  una oferta de segundas marcas para consumo de sectores necesitados, sino una propuesta de medicamentos asequibles en un país donde el consumo por unidades cayó 4 por ciento en 2018 a causa de la crisis (datos consultora IQVIA).

La iniciativa que CILFA espera anunciar muy pronto como un aporte a la situación social del país, deberá sortear aún las diferencias expuestas por algunos colegios farmacéuticos sobre los porcentajes de bonificación que deberán asumir sus afiliados, aunque ya consiguió el apoyo de la COFA y de la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF).

Las farmacias del interior del país deberán asumir una bonificación del 10 por ciento, las de los centros urbanos como la Ciudad del Buenos Aires, Rosario o Córdoba el 13 por ciento y los grupos económicos del sector (se considera a partir de cinco farmacias pertenecientes al mismo dueño) deberán comprometer el 16 por ciento de bonificación.

En una reciente nota remitida a la COFA, el Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal pidió un tratamiento similar al resto de las farmacias del interior del país y el Colegio Farmacéutico de Córdoba formuló también una crítica sobre los porcentajes de las bonificaciones que deberán asumir los farmacéuticos de esa provincia.

“Hay pequeñas y medianas farmacias en la Ciudad de Buenos Aires que están en una situación límite de sustentabilidad y por lo tanto consideramos que deben tener el mismo tratamiento que las farmacias del interior”, señaló Rubén Sajen, presidente sección de Farmacéuticos del colegio capitalino, firmante de la nota enviada a la COFA junto con Claudio Ucchino, director general del colegio profesional.

Los farmacéuticos porteños consideran “arbitraria, discriminatoria e inconsulta para nuestro distrito” la bonificación del 13 por ciento.

A su vez, los grupos económicos con cinco o más farmacias  “pagarán el porcentaje más alto pero al mismo tiempo es menor de la bonificación que les impone PAMI y OSDE”,  señalaron dirigentes farmacéuticos.

Los pacientes pagarán en todos los casos un arancel de 20 pesos por receta cuando acudan al médico.

Pese a las disidencias expuestas, existe optimismo entre los directivos de los laboratorios nacionales en que prosperará el nuevo convenio que será una respuesta del sector a la “herida abierta” que dejó en la sociedad la ríspida negociación por el Convenio PAMI.