ALIFAR: LABORATORIOS NACIONALES INSISTEN QUE LA PI NO PUEDE SER “UNA MONEDA DE CAMBIO” EN LOS TLC

Visto: 627

“LA PROPIEDAD INTELECTUAL NO ES UNA MONEDA DE CAMBIO para ninguno de los países de nuestra región”, sostuvo la declaración final de la XL Asamblea Anual de ALIFAR, que sesionó en Santo Domingo, República Dominicana.

La advertencia de los laboratorios nacionales fue potencializada deliberadamente en mayúsculas en el original en momentos en que desde algunas cancillerías de la región se desnuda una actitud casi de desesperación por firmar un acuerdo de TLC con la UE en las próximas semanas. Especial desesperación en Argentina en vísperas de las elecciones presidenciales.

ALIFAR “se dirige a los presidentes de los países del MERCOSUR que van a decidir sobre las negociaciones comerciales con la UNION EUROPEA, a fin de instarlos a que no acepten nuevos estándares de protección y observancia de propiedad intelectual que vulneren las flexibilidades contempladas en el Acuerdo sobre los ADPIC y que limitan el acceso a los medicamentos”, reclamaron los laboratorios nacionales de Latinoamérica.

De igual forma “se alerta a los presidentes de los países miembros de la ALIANZA PACIFICO sobre los riesgos para la salud pública de una eventual reapertura de las negociaciones en dicho acuerdo, a fin de incluir nuevos estándares de protección y observancia de propiedad intelectual que incrementen el monopolio en la comercialización de los medicamentos”.
Esta última demanda apunta concretamente a Chile, Perú, Colombia y México que son los firmantes de la alianza, mientras que otros cuarenta países de la cuenca del Pacífico participan como observadores.

ALIFAR advirtió también “sobre las prácticas desleales en algunos de nuestros países de los laboratorios multinacionales productores de medicamentos biotecnológicos que restringen la competencia, monopolizando el mercado de productos de alto costo, limitando el acceso de la población a medicamentos biosimilares de calidad, seguros, eficaces y a precios accesibles elaborados por la Industria Latinoamericana”.

ALIFAR reiteró “la denuncia sobre la permanente campaña de desprestigio contra los biosimilares elaborados por la Industria Latinoamericana, que sin sustento científico alguno cuestiona la seguridad, eficacia y calidad de los mismos, como también la capacidad de las autoridades regulatorias nacionales para examinarlos”.

El párrafo tiene un destinatario en primera fila -admitieron voceros de la delegación argentina de CILFA- que es Roche que demandó a Elea por su biosimilar de Rituximab poniendo en dudas la calidad del producto lanzado por el laboratorio nacional y cuestionando de paso la eficiencia de la ANMAT al aprobarlo en octubre de 2014.

De fondo es una pelea por un mercado de 50 millones de dólares en la Argentina entre MabThera de Roche y Novex de Elea y PAMI, por ejemplo, optó por quitar al Rituximab de su última licitación de oncológicos para evitar los coletazos de la disputa judicial.

ALIFAR rechazó además que “en algunos de nuestros países se ejecutan políticas monopólicas de empresas farmacéuticas multinacionales que procuran a través de la venta en conjunto de productos exclusivos y en competencia, bajo la modalidad de ´paquetes comerciales´, impedir la venta de productos biosimilares de la Industria Nacional, violando así normas básicas sobre competencia y ejerciendo abuso de posición dominante de mercado que perjudica a nuestros pueblos”.

ALIFAR solicitó a las autoridades sanitarias de cada país de la región que “establezcan mecanismos de control de calidad de los medicamentos que se importan a los mercados de la región, a fin de mantener el equilibrio y garantizar la salud de la población, exigiendo que se apliquen a las empresas importadoras los mismos requisitos, condiciones y controles que se aplican a los laboratorios localmente establecidos”.

En un mensaje de rechazo a las cadenas y en alianza con los colegios profesionales farmacéuticos, ALIFAR consideró “fundamental recuperar las farmacias tradicionales y a los profesionales farmacéuticos como agentes sanitarios primarios, fortaleciendo su rol al servicio de la comunidad y alerta a las autoridades sobre los procesos de concentración en la distribución minorista de medicamentos y los negativos impactos de la integración vertical”.

ALIFAR volvió a cuestionar “las regulaciones gubernamentales unilateralmente impuestas en materias de precios de los medicamentos” que en su opinión “impactan negativamente sobre las inversiones en el sector, erosionan su competitividad, desalientan la investigación y el desarrollo nacional, limitando la oferta, principalmente el acceso y la disponibilidad de los medicamentos de calidad a la población”.

La próxima Asamblea Anual de ALIFAR se realizará en Brasil, en una ciudad a designar, en coincidencia con la designación del nuevo presidente de la entidad oriundo de ese país, Dante Alario.

Alario, represente al Grupo Farma de Brasil, reemplaza en el cargo a Alfredo Antía de la Asociación de Laboratorios del Uruguay (ALN) que presidió la entidad los últimos cuatro años.
ALIFAR también expresó sus condolencias por el fallecimiento de Ubaldo Scavone, ex presidente de CiFARMA, la cámara de laboratorios de Paraguay.
“‪Ubaldo ha sido un distinguido docente universitario, empresario de la industria farmacéutica nacional del Paraguay, presidente de CIFARMA por varios periodos y un calificado servidor público desde su rol como Ministro de Industrias de su país. Un caballero que trascendió a su tiempo y dejó la huella bien marcada de su hombría de bien en todos los órdenes en que le tocó actuar”, señaló un comunicado de la entidad.‬