TRUMP ACUSA A LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA DE IMPULSAR EL IMPEACHMENT PARA DESTITUIRLO

Visto: 349

El presidente Donald Trump acusó a la industria farmacéutica de estar detrás del pedido de juicio político (impeachment) que comenzó en el Congreso de Estados Unidos, aunque no brindó ninguna prueba de la supuesta conspiración inspirada por los laboratorios de su país.

“No me sorprendería que una parte de esta locura que todos tenemos que soportar, que estoy soportando, no estaría sorprendido si fuera de alguna de estas industrias, como la farmacéutica”, afirmó Trump en declaraciones públicas que buscaron neutralizar las secuelas de seis semanas de debate político por el impeachment.

La imputación fue lanzada con el habitual estilo pirotécnico del mandatario durante lo que fue definido como “un discurso ruidoso y de una hora de duración” desde su mansión fastuosa en el Estado de Florida, hacia donde se había desplazado para descansar algunos días.

Sin previo aviso y como si estuviese buscando culpables de sus desgracias, Trump renovó sus críticas a la industria farmacéutica e inmediatamente la vinculó al pedido de juicio político presentado en el Congreso.

“Estamos reduciendo el costo de los medicamentos recetados. Obligando a las compañías farmacéuticas ¿Y crees que es fácil? No es fácil. ... Vienen a ti desde todos los lados. No me sorprendería que el engaño no viniera un poco de algunas de las personas que estamos obligando”, declaró Trump, aunque sin brindar evidencias.

Trump utiliza el término “engaño” para referirse al pedido de juicio político que emprendió la oposición demócrata, luego de conocerse sus conversaciones telefónicas con su homónimo ucraniano Volodímir Zelenski presionándolo para que investigara los negocios petroleros en ese país de Hunter Biden, hijo del ex vicepresidente y actual precandidato demócrata Joe Biden, con la finalidad de descubrir presuntos actos de corrupción.

Los aliados republicanos de Trump comparten la teoría de una presunta conspiración que traducen en un intento de golpe de Estado y algunos legisladores aseguran que ese “golpe de Estado profundo es una trama coordinada por algún legislador demócrata o tal vez una patraña inventada por la industria farmacéutica”.

Trump durante su “ruidoso” discurso de Florida en varias ocasiones apuntó a una cuestión muy sensible para la industria y que a vez genera expectativas entre los consumidores, como es la importación de medicamentos a menos precio desde Canadá.

Repetidamente durante el discurso, Trump prometió permitir que los Estados federados importen drogas de Canadá y directamente encaró al secretario de Salud, Alex Azar, presente en la soleada e inmensa mansión privada del mandatario.

"Alex, ¿cuándo van a poder hacer lo que tenemos que hacer?", pidió Trump al secretario de Salud Azar, ubicado a un costado del escenario.

"Pronto permitiremos la importación segura y legal de medicamentos recetados", prometió Trump. "Tu gobernador podrá salir y negociar hasta que su corazón se conforme", envió como mensaje a los estadounidenses.

No fue la primera vez que se trató el tema de la importación de fármacos desde Canadá en la mansión veraniega del presidente, pues en el mismo escenario el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, se comprometió formalmente a trabajar con Trump en la importación de medicamentos canadienses a menor precio, en febrero pasado, durante otra conferencia de prensa.

Aunque Trump tiene una especial inquina con la industria farmacéutica desde la campaña electoral y la ha utilizado de sparring especialmente cuando está en apuro, tampoco hay una línea que conecte el juicio político con los laboratorios, pues en el medio está la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, que acaba de presentar un proyecto para regular el precio de los medicamentos que el propio Trump calificó de “genial”, aunque ese elogio fue previo al cada vez más complicado impeachment.

“Las afirmaciones del presidente carecen de evidencia, pero no han evitado que algunos de sus simpatizantes se le unan y arrojen dudas o inventen teorías improbables sobre la denuncia del informante en videos, artículos y publicaciones en las redes sociales”, escribieron los periodistas David Klepper y Amanda Seitz de la agencia AP.

Quizás esas afirmaciones que conquistaron adeptos entre los republicanos (aunque no todos) explique que durante el “ruidoso” discurso de Florida Trump efectuó “uno de los ataques más virulentos contra los fabricantes de drogas desde su primer discurso como presidente electo el 11 de enero de 2017, cuando afirmó que la industria farmacéutica estaba consiguiendo 'salirse con la tuya de un asesinato (getting away with murder)’¨, escribieron analistas políticos de Washington.