ACUERDO PARA RETROTRAER Y CONGELAR LOS PRECIOS, ANUNCIARÁN EL MINISTERIO DE SALUD Y LAS CÁMARAS EMPRESARIAS

Visto: 666

El Ministerio de Salud y las cámaras empresarias farmacéuticas anunciarán el lunes a las 16 un acuerdo para retrotraer los precios de los medicamentos el 8 por ciento a partir de los valores de venta del viernes 6 de diciembre.

El anuncio oficial y que por estas horas es pulido en su letra chica, se realizará desde la sede del Ministerio de Salud.

Los voceros empresarios confirmaron a PHARMABAIRES que la decisión de retrotraer los precios fue aceptada inmediatamente por los laboratorios nacionales, pero se demoró por la posición de CAEME, la cámara de las multinacionales, que se resistía a retrotraer los precios, aunque aceptaba el congelamiento a futuro.

La retracción de los precios tomará como parámetro los valores de venta que figuran en los manuales farmacéuticos al viernes 6 de diciembre, o sea previo a la asunción del nuevo gobierno.

La rebaja de precios será acompañada de un congelamiento de al menos cincuenta días como ofrece la industria.

“El Ministerio de Salud quiere congelar durante un semestre, pero eso es imposible de aceptar por la industria, nuestra oferta es de cincuenta días”, explicaron los voceros industriales.

Lo más probable es, entonces, que el lunes se anuncie un congelamiento de precios hasta fines de febrero.

Las negociaciones entre el Ministerio de Salud y los laboratorios avanzaron con rapidez desde el martes, cuando Gines González García asumió la gestión y se concretaron en apenas 48 horas, una vez que CAEME desistió de su demanda y se acopló a la oferta de Cooperala y CILFA.

Sin embargo, hay otro tema de preocupación para los laboratorios, que es la lejanía que la nueva conducción de PAMI ha impuesto con las cámaras en su primera semana de gestión, sin dar señales (hasta el viernes) de tender puentes para comenzar a dialogar sobre la pesada deuda que dejó la gestión anterior.

“Nos preocupa que no nos llamen, nosotros estamos a la espera de una reunión, queremos sentarnos ya, pero por ahora no tenemos señales y la deuda que nos dejaron es monstruosa”, señaló uno de los habituales negociadores de la industria con PAMI.