ACUSAN A GLAXO DE ENSAYOS ILEGALES CON MILES DE NIÑAS EN INDIA

Visto: 1672

La Corte Suprema de Justicia de India denunció que la multinacional  GlaxoSmithKline realizó "ensayos no autorizados para probar la vacuna contra el Virus del Papiloma Humanos (VPH) en 24 mil niñas de zonas tribales" y ha expresado su preocupación por el fracaso de los organismos reguladores estatales para frenar "los ensayos clínicos ilegales y peligrosos" que están causando "estragos" en el país.


El juez Rajendra Mal Lodha de la  Corte Suprema de Justicia, acusó al gobierno de  "dejarse caer  en un sueño profundo" sobre la cuestión de los ensayos clínicos, durante una audiencia pública convocada por el Tribunal Supremo a pedido del Consejo Médico Indio y de la  ONG Swasthya Adhikar Manch, que denunciaron los abusos e irregularidades que comenten los laboratorios extranjeros al ensayar sus nuevos medicamentos en el país.

La Corte Suprema de Justicia emitió un aviso al gobierno indio advirtiendo que GlaxoSmithKline realizó ensayos "no autorizados para probar la vacuna contra el VPH en 24.000 niñas de las zonas tribales de la India".

El dictamen del máximo tribunal del país alegó “que algunas de las niñas sufrieron efectos adversos como resultado de estas pruebas” y que estas “no fueron tratadas por GlaxoSmithKline".

Un portavoz de Glaxo en India respondió que "estas cuestiones están relacionadas con un proyecto de demostración de efectividad llevado a cabo  por una organización llamada PATH, que analizó  cómo incorporar la vacunación contra el VPH en un programa integral de prevención del cáncer cervical en la India, donde el cáncer de cuello uterino es el cáncer más frecuente entre las mujeres".

"El proyecto fue realizado por PATH en colaboración con los organismos gubernamentales de la India" se excusó el vocero del laboratorio multinacional de origen británico.

La vacuna contra el virus del Papiloma Humano de GSK, Cervarix, fue administrada en la región de Gujarat y durante la duración del proyecto, se informó de dos muertes. El deceso de una de las niñas fue atribuido a una picadura de serpiente y el segundo fallecimiento como desenlace de un diagnóstico de malaria y anemia severa, de acuerdo a los registros de Glaxo.

"El tribunal ha ordenado al Colegio Médico en Vellore que examine los registros médicos de las muertes de ambas niñas y presente un informe a la Corte Suprema", informó el juez Lodha.

Durante la audiencia pública, los demandantes afirmaron que "grandes ensayos clínicos de medicamentos se han realizado en todo el país con ciudadanos indios como conejillos de indias”,  mencionando entre otros ejemplos que los médicos del Hospital Memorial de Bhopal y el Centro de Investigación (BMHRC) reclutaron a los sobrevivientes de la mortal fuga de gas de 1984 en esa región, para practicar "ensayos clínicos sin su conocimiento o consentimiento".

La ONG denunció que India se ha convertido en un campo fértil para los ensayos clínicos de las empresas multinacionales "debido a la falta de aplicación de las leyes" y que al menos 2.347 personas han muerto en la India entre 2007 y 2012 "como resultado de la inseguridad de los ensayos clínicos".

La Corte Suprema criticó al gobierno indio por su lentitud para actuar sobre la cuestión de los ensayos clínicos ilegales y le ordenó que "hay que proteger la salud de los ciudadanos del país. Es su obligación. Las muertes deben ser detenidas".

Una serie de factores como la reducción de los costos han convertido a India en "un lugar atractivo para que las empresas extranjeras prueben sus medicamentos", citó un informe de la estatal Organización Central de Control de Normas de Medicamentos (CDSCO en sus siglas en inglés) y estimó que 352.475 indios han participado de los ensayos clínicos entre 2009 y 2012.

En India existen alrededor de un centenar de organizaciones de investigación científica que ofrecen ensayos clínicos a bajo costo y por contrato con empresas multinacionales.