DENUNCIA EN LA ANMAT CONTRA PUBLICIDAD DE ASPIRINETA

Visto: 2501

La Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM)  presentó una denuncia ante la ANMAT por la campaña publicitaria del laboratorio Bayer para su medicamento Aspirineta, por “la falsedad de las afirmaciones” sobre las supuestas bondades de su consumo diario para combatir el sedentarismo, la obesidad y el tabaquismo.

La denuncia fue recepcionada por Sebastián Duarte, coordinador de Programa de Monitoreo y Fiscalización de Publicidad y Promoción de la ANMAT, y la publicidad cuestionada desapareció de los medios audiovisuales poco después de la presentación ante el organismos oficial.
La AAPM expresó su “preocupación” por  la campaña publicitaria del laboratorio Bayer para su medicamento Aspirineta,  dirigida en especialmente a las mujeres,  proponiendo su producto medicinal  como “remedio” para la obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo.
“La Publicidad es falsa y engañosa, es violatoria de la legislación y resoluciones vigentes. Los factores de riesgo descriptos por la publicidad (sedentarismo, obesidad, tabaquismo), no se resuelven  con Acido Acetilsalicílico como dice la publicidad. En síntesis el mensaje que deviene del Laboratorio Bayer sostiene “seguí comiendo, seguí fumando, no hagas actividad física,  total  ASPIRINETA TE CUIDA”, afirmó la denuncia.
En la presentación,  se aseguró que “ningún análisis científico avalaría  una publicidad tan temeraria e irresponsable” y se cuestiona “la falsedad de las afirmaciones de Bayer,  que a través de los medios de comunicación apunta a un público masivo con un mensaje que, sin duda, la ANMAT considerará como falaz, mentiroso y que por tratarse de un medicamento es potencialmente peligroso”,  remarcó la denuncia.
“Además, el propio fabricante ha reconocido que el ‘inofensivo’ ácido acetilsalicílico (compuesto de la Aspirina y la Aspirineta) en dosis de consumo excesivo puede provocar malestar o dolor gástrico, hemorragia gástrica o intestinal, deposiciones negras, trastornos en la piel, erupciones, enrojecimiento, dificultades para respirar, cambio imprevisto de la cantidad y aspecto de la orina, hinchazón de la cara, de los pies o de las piernas”,  aseveró la denuncia.
Coincidentemente,   Bayer y Schering (hoy fusionadas en una única empresa), Hoechst (hoy Sanofi), Boehringer Ingelheim y Goedecke (Pfizer) y Sandoz (Novartis), entre otros laboratorios de  Alemania Occidental, fueron denunciados por realizar experimentos médicos a gran escala sobre pacientes ingresados en los hospitales de la desaparecida República Democrática Alemana (RDA) en la década del 80.
El diario alemán Tagesspiegel denunció recientemente que estos laboratorios contrataron entre 1983 y 1989 unos 165 estudios en la RDA utilizando a los pacientes de ese país como “Conejillos de Indias” pues fueron sometidos a estudios sobre la efectividad de sus nuevos medicamentos.  
De acuerdo con informes médicos, “se ve claramente” cómo algunos de los pacientes desconocían que estaban siendo "curados" con fármacos aún en fase de experimentación y no aprobados para la venta en la República Federal Alemana (Occidental), reveló la información periodística.
Las investigaciones del Tagesspiegel evidenciaron que fueron varias las muertes, así como el agravamiento del estado de salud de muchos pacientes durante los ensayos, tanto que algunos de ellos "se habían negado a continuar con esos medicamentos después de varias semanas de tratamiento”.