EL COVID 19 ES LA OPORTUNIDAD PARA QUE LOS PAÍSES EN DESARROLLO FORTALEZCAN SU INDUSTRIA FARMACÉUTICA

Visto: 642

Los países en desarrollo deberían aprovechar la crisis global de suministros y producción en cadena que expuso la pandemia, para fortalecer su industria farmacéutica, incluidos los medicamentos biológicos, recomienda Carlos Correa, director ejecutivo de South Centre en Lessons from COVID-19: Pharmaceutical Production as a Strategic Goal.

La pandemia ha expuesto la vulnerabilidad del actual sistema de producción y en consecuencia la crisis es la oportunidad de reformular las políticas industriales “bajo un enfoque integrado para expandir el valor agregado y crea empleos mientras se abordan las necesidades de salud pública”, propone el argentino Correa.

Desde ese nuevo enfoque “la cooperación Sur-Sur también puede desempeñar un papel importante en el aumento de la contribución de los países en desarrollo a la producción mundial de productos farmacéuticos”.

Correa resalta en su informe que “la importancia estratégica de una industria farmacéutica local ha sido reconocida cada vez más como resultado de la crisis de COVID-19”.  Un ejemplo del sector farmacéutico ha sido la producción de ingredientes activos y productos biológicos cuyo valor estratégico ha sido reconocido como resultado de la crisis desencadenada.

La industria farmacéutica (incluidos los productos biotecnológicos) puede ser uno de los ejes en este nuevo marco político orientado a la producción local, destaca Correa y “su importancia estratégica ha sido demostrado por la emergencia creada por COVID-19”.

Sin embargo, “no solo las razones de salud explican la revaluación de esta industria, sino también la contribución que puede hacer al valor agregado local y empleo, especialmente de personal técnico y profesional”, vislumbra el ensayo.

Correa menciona que un estudio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) sobre Argentina, Indonesia, Tailandia, Uganda, Bangladesh, Indonesia y Colombia, entre otros, concluyó que “muchos de estos países en desarrollo estaban bien preparados para asumir el papel de proporcionar productos médicos más baratos para personas pobres en todo el mundo en desarrollo.

Durante la pandemia, “los gobiernos, incluidos los de los países desarrollados, han descubierto las vulnerabilidades de una producción basada en 'cadenas de valor globales', que fragmenta geográficamente los procesos de producción para explotar las economías de escala y reducir los costos laborales, durante la pandemia de COVID 19.

Esa vulnerabilidad es actualmente consecuencia de la pandemia, pero también la producción a escala global está condicionada a las interrupciones causadas por la guerra comercial lanzada por Estados Unidos contra China,

“La crisis económica y financiera generada por COVID-19 ha profundizado las iniciativas, que son no completamente nuevas, para mantener la producción local a través de una variedad de mecanismos destinados a recuperando la "autonomía estratégica", señala el director ejecutivo de South Centre.

La imposición de restricciones para parte de varios gobiernos a la exportación de medicamentos y otros productos médicos y la escasez de oferta causada por el aumento repentino de la demanda, desató la dependencia de muchos países de las importaciones en un sector crítico para el público, la salud y la economía.

Por lo tanto, se ha observado que el 80% de las sustancias activas utilizadas en los medicamentos comercializados en la Unión Europea (UE) son importadas, principalmente de China e India.

“La necesidad de reducir esta dependencia externa apareció como un objetivo común y urgente para la UE, incluso otorgando incentivos financieros para reubicar la producción de productos farmacéuticos y sustancias activas en Europa”, resalta Correa.

Según el Comisionado de la UE para la Salud y la Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, "es ahora más evidente que nunca que necesitamos un enfoque estratégico para limitar la dependencia de fabricantes y países y que los medios para producir medicamentos esenciales en la UE deben ser creados".

La respuesta a esta situación también se refleja en la 'Estrategia farmacéutica para Europa ", uno de cuyos objetivos es" reducir la dependencia directa de las materias primas de países no pertenecientes a la UE.

El reconocimiento de esta dependencia excesiva con respecto a los productos farmacéuticos (y otros insumos médicos) y de la importancia estratégica de tener una industria farmacéutica local, ha surgido en el contexto de una reconsideración más profunda y general sobre los beneficios proclamados de la globalización de la economía que se ha acelerado en las últimas décadas.

La crisis económica y financiera generada por COVID-19 ha profundizado las iniciativas, que son no completamente nuevas para mantener la producción local a través de una variedad de mecanismos destinados a recuperar la "autonomía estratégica".

Esto ya está claro en los Estados Unidos, explica Correa, cuyo gobierno en los últimos años alentó la reubicación de actividades productivas en el territorio estadounidense y recientemente otorgó subsidios masivos a la industria farmacéutica local.

También Japón, anunció subsidios para las empresas que repatrien fabricas y el Primer Ministro de India, Narendra Modi mencionó “una nueva era de autosuficiencia económica” en un discurso del 12 de mayo.

El desarrollo de la industria farmacéutica requiere de “un marco regulatorio que no crea obstáculos indebidos para el registro (especialmente para biosimilares), un régimen de propiedad intelectual que utilice las flexibilidades del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) como licencias obligatorias y una política de contratación pública que proporcione previsibilidad a la demanda local.

Con respecto a esto último, la UNCTAD ha señalado que "la aplicación estratégica de los gobierno a las medidas de apoyo a aquellos medicamentos que son esenciales para el sistema nacional de salud pública ayudan a que los fabricantes locales de medicamentos se vuelvan más competitivos en un área donde hay demanda de gobierno”.

Informe completo: https://www.southcentre.int/wp-content/uploads/2020/07/SouthViews-Correa.pdf