CONVENIO PAMI: MESA DE INCENTIVOS Y PRECIOS DIFERENCIALES PARA LA PRODUCCIÓN NACIONAL

Visto: 651

El PAMI y las cámaras CILFA Y Cooperala renovaron hasta fines de octubre el Convenio bipartito que introduce como novedad la constitución de una denominada “Mesa de incentivos” que favorezca la comercialización de medicamentos de producción nacional, que a partir de agosto gozarán de una reducción del 3 por ciento en la contribución actual de la industria.

Voceros del PAMI reconocen que esa diferenciación entre producción nacional y productos importados sin valor agregado local, es una política industrial que ha venido para quedarse.

El acuerdo incluye la promesa de la emisión de bonos por casi 12 mil millones de pesos ya contemplada en la Ley de Presupuesto para cancelar la deuda heredada de la gestión anterior.

Las negociaciones con la industria nacional fueron sinuosas porque aparecieron demandas de PAMI sobre oncológicos de fabricación nacional e incentivos a los farmacéuticos para favorecer el expendio de medicamentos nacionales, que por momentos acercaron y por otros alejaron a las partes.

Las multinacionales de CAEME ya habían firmado a fines de junio y en soledad. La extensión del convenio para los laboratorios extranjeros puede interpretarse como una frugal victoria ya que consiguieron mantener sus precios (aunque congelados) hasta fines de octubre y PAMI no consiguió las sustanciales rebajas que reclamaba de los oncológicos importados que compra la obra social de los jubilados.

Pero, lo que deja el nuevo Convenio es un “globo de ensayo” de lo que vendrá a partir de noviembre cuando comience la futura negociación, quizás ya exenta de condicionamientos por la pandemia.

La propuesta de “establecer mecanismos que favorezcan la comercialización y dispensa de medicamentos de fabricación de medicamentos de industria argentina” constituye un adelanto de los que vendrá a futuro como prioridad de la dirección de PAMI.

Esas propuestas se debatirán en una “Mesa de incentivos” a las que han sido invitados los colegios farmacéuticos y cuya primera reunión será esta semana.

PAMI ya les informó de sus prioridades y considera que algún “incentivo” deben compartir los laboratorios nacionales y los farmacéuticos para impulsar la dispensa de medicamentos fabricados en el país.

El incentivo para la industria es que la producción nacional gozará de una rebaja del tres por ciento escalonado a partir de agosto, pero al mismo tiempo para los laboratorios nacionales, hay oncológicos que sufrirán “una violenta rebaja”, explicaron voceros del sector.

Una de las drogas oncológicas suministrada por un importante laboratorio nacional pasará de costar 80 mil a 45 mil pesos. Una segunda droga oncológica en que aparecen varios oferentes nacionales, de 150 mil pesos descenderá a 55 mil pesos. En total se menciona una veintena de presentaciones.

El descuento a la producción local será de 0,5 en agosto, 0,5 por ciento en septiembre y del 2 por ciento en octubre. Y, como detalle, se menciona que se negociarán “condiciones mas beneficiosas” para los laboratorios calificados de “pequeñas o medianas industrias”.

El presidente Alberto Fernández tuvo que laudar directamente durante la discusión del Convenio, pues la promesa de emitir un bono para cancelar la deuda tuvo un primer y frustrado antecedente en abril pasado, cuando la titular de PAMI, Luana Volnovich, hizo una promesa similar y quedó en la congeladora.

La emisión será por 11.088 millones de pesos y ya está comprendida en la Ley de Presupuesto aunque su devenir y el curso futuro de su recorrido parlamentario….es incertidumbre.

Los bonos pueden aprobarse en breve y PAMI cancelar la deuda con los laboratorios en cuestión de meses.

Pero existe el temor que pase lo mismo que con IOMA que prometió cancelar una deuda por medicamentos oncológicos de 3.200 millones de pesos en bonos.

 Esos bonos fueron aprobados por la Legislatura Bonaerense el 27 de junio pero de IOMA no hay ni señales.

“Nos preocupa más IOMA que PAMI porque es un gran despelote…”, reconocieron empresarios de pymes nacionales y proveedoras de la obra social provincial, que se están preguntando hasta cuando seguirán proveyendo con normalidad medicamentos sin cancelar las acreencias.

CAEME ya había acordado prorrogar el convenio sin cambios en cuanto a los precios PAMI o sea tomando como referencia los valores de abril. No hubo incrementos pero tampoco descuentos sustanciales como pretendía PAMI durante las negociaciones.

El resultado positivo para PAMI es que se mantendrán congelados hasta octubre los precios de todos los medicamentos, nacionales o importados y se sacará una deuda de encima vía Tesoro Nacional.

Además, PAMI consiguió conformar “una mesa de revisión de precios” para alcanzar “la sustentabilidad del convenio”.

Para los nacionales, la reducción del 3 por ciento del aporte que los laboratorios realizan a través de notas de créditos, es un aliciente y un reconocimiento a la producción local, en momentos en que la industria farmacéutica mundial y los gobiernos de la UE y Estados Unidos encaran programas de relocalización de sus insumos fármaco químicos.