¿ALCANZARÁ EL VIDRIO PARA FABRICAR MILLONES DE VACUNAS?

Visto: 574

Las tres empresas que concentran a nivel mundial la producción de viales de vidrio para la industria farmacéutica, aseguran que podrán abastecer la demanda sin precedentes que requerirán las vacunas COVID  19, aunque admiten que afrontarán un escenario inédito con pedidos por alrededor de tres mil millones de envases.

“¿Cómo puede la industria del vidrio evitar que sus líneas de suministro se agrieten bajo el peso del COVID-19?, cuando ya comienzan a rechazar pedidos más simples de vasos y vajillas por falta de materia prima, analizó la publicación Pharma Manufacturing.

Algunas empresas de vidrio son optimistas de que podrán satisfacer la demanda generada por el coronavirus sin dejar de cumplir los compromisos existentes, pero otras admiten que el mercado de los viales de vidrio podría estar escasear durante muchos meses porque solo el año próximo deberán abastecer los pedidos para alrededor de tres mil millones de vacunas.

Tres empresas, Schott de Alemania, Corning de Estados Unidos y Nipro Pharma Corporation de Japón, controlan la mayor parte del mercado de los tubos de vidrio farmacéuticos, que es el componente principal utilizado para fabricar envases como viales y jeringas.

Un detalle importante es que las tres empresas tienen filiales en Argentina o sea que pueden garantizar la producción local.

Schott y Corning, las dos principales fabricantes de tubos de vidrio han estado en el negocio durante más de 100 años cada una, y las barreras de entrada siempre difíciles, como la alta complejidad y el costo de fabricación del vidrio de borosilicato tipo 1 (el tipo de vidrio más común en el mercado de envases farmacéuticos), han mantenido fuera de la competencia a empresas innovadoras más pequeñas que quizás ahora tengan una oportunidad de acceder a nichos de mercado.

La empresa alemana Schott, una de los principales fabricantes de vidrio de la industria farmacéutica, aseguró que podría producir suficientes viales para satisfacer la creciente demanda de una vacuna contra el coronavirus, según declaraciones de Fabian Stöcker, vicepresidente de Estrategia e Innovación de la compañía.

Schott fundada en 1884 en la ciudad alemana de Jena, es una de las empresas más antiguas entre los proveedores de la industria farmacéutica y trabaja “en estrecha colaboración con las principales empresas farmacéuticas del mundo”, resaltó Stefan Marc Schmidt, vicepresidente global de ventas y marketing de la compañía que posee una filial local en Munro, Vicente López.

“Desde el comienzo de esta crisis de COVID, hemos estado en estrecho contacto con los clientes y hemos estado trabajando en escenarios y diferentes formas de estar preparados”, subrayó el ejecutivo.

“La experiencia combinada de las empresas especializadas en la fabricación de vidrio debería garantizar que la industria esté bien preparada para la tarea de satisfacer las demandas de envasado sin precedentes para una vacuna contra el SARS-CoV-2”, evaluó Pharma Manufacturing.

“Hay cientos de sistemas tecnológicos disponibles que convierten tubos de vidrio en viales”, explicó Brendan Mosher, vicepresidente y gerente general de Corning, empresa fundada en 1851 y con casa matriz en la ciudad homónima del Estado de Nueva York.

 "Así que tenemos un mercado de tubos muy consolidado y luego una industria de conversión muy fracturada", explicó el directivo de la multinacional del vidrio que en Argentina tiene sus oficinas en Avenida del Libertador al 6000.

Sin embargo, a pesar de la experiencia combinada de los fabricantes de vidrio y de sus historias centenarias, con tan pocos proveedores de un mercado que demandará miles de millones de viales, también es lógico que exista la preocupación de que la industria no sea lo suficientemente ágil como para manejar un aumento repentino de la demanda.

Stevanato Group, un fabricante italiano de viales, estima que la demanda mundial de viales aumentará entre 1 y 2 mil millones en los próximos dos años.

Incluso antes de la pandemia de coronavirus, a la industria le preocupaba que pudiera haber una escasez de viales de vidrio de borosilicato tipo 1. Parte del problema es que las instalaciones de fabricación de vidrio son caras de construir.

Luego, puede haber desafíos para obtener la materia prima clave necesaria: un tipo particular de arena angular que se encuentra en los lechos de los ríos y las playas y que tiene una gran demanda en todo el mundo para una serie de productos.

A principios de este año, John Bell, profesor de la Universidad de Oxford (donde se desarrolló una de las principales candidatas a la vacuna del SARS-CoV-2) dio la alarma sobre una posible escasez de vidrio, afirmando que solo quedan 200 millones de viales en el mundo.

Pero Stöcker de Schott rechaza esas preocupaciones, pues luego de su propia auditoria del mercado del vidrio especializado en usos farmacéuticos, asegura que “la capacidad actual de envases de vidrio para medicamentos inyectables es de 50 mil millones, incluidos cartuchos, jeringas y otros envases”.

De esos 50 mil millones, Stöcker calculó que el suministro mundial actual solo de viales es de 16 a 18 mil millones.

El mercado de los insumos de vidrio para la industria farmacéutica ya estaba en alza antes de la pandemia, debido a la creciente demanda de viales de los países en desarrollo.

Stefan Marc Schmidt detalló que el mercado de envases de vidrio se ha expandido entre un 3 y un 5 por ciento cada año y Schott ya había planeado una inversión de mil millones de dólares para desarrollar su capacidad existente tanto para la producción como para la conversión de tubos de vidrio.

"Durante los últimos años hubo escasez de medicamentos en los Estados Unidos", reconoció Stöcker. "Pero eso no tiene nada que ver con el embalaje", aseveró.

Brendan Mosher de Corning, por el contrario, describe el mercado de tubos de vidrio como "extremadamente ajustado".

“Corning es el segundo mayor productor de tubos de borosilicato detrás de Schott”, reconoció Mosher. “Fabricamos suficiente tubería para aproximadamente seis mil millones de viales al año. Pero hemos estado agotados durante los últimos 18 meses ", advirtió.

Lawrence Ganti, director comercial de SiO2 Medical Products, una empresa que ha innovado un vial alternativo al vidrio de borosilicato, está de acuerdo en que algunas empresas farmacéuticas están teniendo dificultades para conseguir envases de vidrio de los principales proveedores.

“Muchos clientes nos han dicho que cuando llaman para pedir un vaso, se les rechaza o se les pide que paguen un anticipo ridículo para obtenerlo”, evaluó con preocupación el directivo de la empresa con sede central en Alabama.

En noviembre pasado, antes de la pandemia, Ganti anunció que el laboratorio Novartis invertiría en SiO2 Medical Products “para la exploración y el uso potencial de su ciencia de los materiales para la tecnología de embalaje en una gama de productos”.

“Los envases de SiO2 están formados por un cuerpo de plástico moldeado con una fina capa parecida al vidrio en el interior. A través de la tecnología patentada de SiO2 se anticipa una gama de beneficios potenciales”, comentó en aquel momento un comunicado conjunto de ambas empresas.