GILEAD DESCARTA LICENCIAS VOLUNTARIAS

Visto: 504

El laboratorio Gilead descartó compartir licencias voluntarias de su medicamento remdesivir y argumentó que la escasez del medicamento “se debe a problemas de la cadena de suministro”, para rechazar las demandas de organizaciones de la sociedad civil para que habilite la fabricación de versiones genéricas.

Las organizaciones de la sociedad civil presionan a nivel mundial para que los gobiernos extiendan licencias obligatorias de remdesivir para la producción a nivel local de versiones genéricas, de menor precio y que cubran la demanda del medicamento utilizado con pacientes graves de COVID 19.

Gilead Sciences respondió que “las licencias voluntarias para permitir que más fabricantes produzcan el medicamento no ayudarán a expandir el acceso”.

Según Gilead el problema no son las patentes sino que “la falta de una cadena de suministro global coordinada" es la culpable de la escasez mundial de remdesivir, argumentó la multinacional estadounidense.

“Entendemos que aún no estamos en condiciones de satisfacer la demanda en tiempo real de [remdesivir] en todos los rincones del mundo", justificó el director ejecutivo de Gilead, Daniel O'Day, en una conferencia de prensa virtual organizada por la International Federation of Pharmaceutical Manufacturers & Associations (IFPMA).

"Haremos todo lo posible para asegurarnos de que podemos producir tanto remdesivir como sea posible", prometió, pero descartando que Gilead planee compartir las licencias del remdesivir.

En Argentina, la Fundación GEP reclamó al Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) que rechace “de forma urgente” las solicitudes de patentes de remdesivir presentadas por el laboratorio Gilead para facilitar “la producción local y el acceso universal a versiones genéricas asequibles” para los pacientes de COVID 19.

Lorena Di Giano, directora ejecutiva de la Fundación GEP, recordó que Gilead presentó cinco solicitudes de patentes por remdivisir “que no cumplen los requisitos de la ley, ya que encontramos en otras patentes y en bibliografías”.

El director ejecutivo de Gilead durante su conferencia de prensa virtual reiteró que "el concepto de simplemente otorgar licencias [remdesivir] a todo el mundo no va a generar más al final del día".

 “Lo que necesitamos es una cadena de suministro global coordinada ... el material de partida [para remdesivir] debe administrarse de manera adecuada ... de una manera que cumpla con los estándares de los pacientes independientemente de dónde se encuentren en el mundo", agregó.

Sin embargo, durante la conferencia virtual no especificó los cuellos de botella exactos que estaba experimentando la cadena de suministro de su laboratorio.

Gilead ha otorgado licencias de remdesivir a nueve fabricantes de genéricos sin costo alguno, pero se trata de laboratorios de India y Pakistán que solo pueden abastecer mercados africanos.

"Los fabricantes de genéricos tienen todo lo que necesitan para poder producir [remdesivir]", aseveró O ’Day. "Nada se interpone en el camino de los fabricantes de genéricos [que producen remdesivir]", excepto que no pueden comercializar sus versiones genéricas en América Latina, por ejemplo.

Algunos de los países con la mayor cantidad de casos de coronavirus en el mundo, como Brasil y México, no están cubiertos por las licencias compartidas por Gilead con laboratorios de genéricos de India y Pakistán.

Organizaciones de la sociedad civil argumentaron que las licencias compartidas por Gilead con esos nueve laboratorios es insuficiente para ampliar el acceso al medicamento y que la multinacional “no ha hecho públicos los acuerdos de licencia voluntaria para remdesivir” firmados con estos laboratorios asiáticos.

O ’Day se excusó de brindar detalles de estos acuerdos de licencias, por razones de confidencialidad.

Peter Maybarduk, director de acceso a medicamentos de Public Citizen, declaró a Health Policy Watch que el monopolio de Gilead sobre las patentes de remdesivir "es un problema importante que limita los incentivos y el acceso al mercado de genéricos".

"Los países que no están cubiertos por la licencia de Gilead tendrían que comprar a Gilead, pero no pueden comprar a Gilead porque Estados Unidos y Europa han comprado la totalidad del suministro de Gilead", explicó Maybarduk.

Gilead tendrá solo 15.300 dosis de Remdesivir disponibles para que países fuera de la UE y Estados Unidos accedan, según un nuevo informe de Public Citizen.

El suministro de uno de los únicos medicamentos aprobados para uso de emergencia para tratar COVID-19 incluso se ha estado agotando en países de altos ingresos como España.

La demanda del tratamiento se disparó después de que se demostró que el remdesivir reduce significativamente la duración de la estadía en el hospital de un promedio de 15 a 11 días para los pacientes con COVID-19, según un ensayo financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID) en mayo.

Con la reciente expansión de la autorización de uso de emergencia para remdesivir en Estados Unidos, el país con el mayor número de casos activos de coronavirus en el mundo, la demanda podría volver a dispararse. El medicamento ahora se puede usar para tratar a todos los pacientes COVID-19 hospitalizados en Estados Unidos, en lugar de solo a los casos graves.

A pesar de la opinión de Gilead de que el precio actual de remdesivir está "muy por debajo" de su valor de mercado, los defensores de la sociedad civil, así como los ministros de Salud, señalan que su precio está fuera del alcance de muchas personas.

Los defensores han afirmado que el remdesivir podría tener un precio aún más bajo, dado que el precio de mercado actual es cinco veces mayor que el de producción, según las estimaciones de The Journal of Virus Eradication.

"Algunos medicamentos críticos como el remdesivir... pueden ser significativamente caros para algunos en nuestros países", se quejó Mitoha Ondo’O Ayekaba, Viceministro de Salud y Bienestar Social de Guinea Ecuatorial.