DRASTICOS RECORTES EN EEUU PONEN EN PELIGRO A LA FDA

Visto: 1287

Los recortes presupuestarios de 85 mil millones de dólares a la asistencia sanitaria y la investigación que impuso el Congreso de Estados Unidos comenzarán a aplicarse a partir de esta semana e implicarán la pérdida de 12 mil puestos en el área de investigación, otros 766 mil en el sector de enfermería y una reducción del 2 por ciento en los pagos por servicios a los médicos y los hospitales del Medicare. El sector de la salud pública solo ha sido superado en el nivel de ajuste por el sector de la Defensa. La FDA, organismo de aprobación de los nuevos medicamentos, es uno de los afectados por el ajuste de fondos que limitan su capacidad operativa.

El presupuesto de la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) se reducirá en 209 millones de dólares y todavía no está claro cómo el recorte afectará el proceso de aprobación de medicamentos, que está parcialmente financiado por las cuotas de las compañías farmacéuticas.

Los recortes al presupuesto de la agencia federal podría retrasar las aprobaciones de tratamientos médicos y medicamentos y, en el peor de los casos, llevarlos a un punto muerto, advirtieron funcionarios del organismo.

Según Forbes.com, en el supuesto de que los recortes presupuestarios se distribuyan uniformemente en la estructura de la FDA, la reducción del personal no sería inmediata ni tendría mucho impacto en función reguladora de la agencia.

Sin embargo, la preocupación compartida es que los nuevos medicamentos y los dispositivos médicos tendrán que esperar más tiempo del habitual para su aprobación, a causa de las restricciones de personal y de medios operativos dentro de la agencia.

Margaret Hamburg, Comisionada a cargo de la FDA desde 2009, ha expresado su esperanza de que el organismo federal “debería ser capaz de acceder a tarifas pactadas con los usuarios abonados a la agencia de la industria farmacéutica, para cubrir los costos de operación de la FDA.

Según la Asociación Médica Americana, la Asociación Americana de Hospitales y la Asociación Americana de Enfermeras, 766.000 puestos de trabajo relacionados con la salud se perderán durante 2012.

Las reducciones en investigación han sido descritas por la Federación de Sociedades Americanas para la Biología Experimental como “calamitosas” y advirtió que “los recortes arbitrarios evitarán que prosigan muchos proyectos de investigación que se están llevando a cabo, mientras que las iniciativas novedodas será poco probable que despeguen del suelo”.

Elias Zerhouni, ex director de los Institutos Nacionales de Salud, cuya financiación se reducirá en 1,6 mil millones de dólares hasta el 2020 , dijo que el recorte de fondos constituirá “un "desastre para la investigación y frustrará a una generación" de científicos.

A causa de los recortes, 400 mil pacientes con enfermedades mentales se quedarán sin la atención que proporcionaban los hospitales públicos, que tampoco dispondrán de fondos para la formación de enfermeras y otros profesionales de la salud, aseguró el British Medical Journal.

"Estos son tiempos extraordinarios", dijo Tom Otis, vicepresidente de neurobiología en la Escuela David Geffen de Medicina en la Universidad de California en Los Ángeles, "uno espera poder mantener a los investigadores en los negocios porque es extraordinariamente perjudicial cortar la financiación. Sólo el 5% y el 12% de las aplicaciones son financiadas. Este tipo de recorte adicional está desmoralizando a los investigadores", completó.