LOS PAÍSES OCCIDENTALES SE SIENTAN SOBRE SUS EXCEDENTES DE VACUNAS, MIENTRAS QUE COVAX NO PUEDE CUMPLIR CON SUS PROMESAS

Visto: 327

Los países occidentales acumularán para fines de 2021 un excedente aproximado de 600 millones de dosis de vacunas COVID que podrían incluso expirar en su vencimiento, mientras que el programa COVAX patrocinado por la OMS dispondrá de menos de 500 millones de dosis en diciembre para distribuir entre los países de medianos y bajos ingresos.

El desequilibrio fue expuesto por el ex primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, recientemente designado como embajador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Financiamiento Mundial de la Salud.

“Brown advirtió que “si los países más ricos del mundo no pueden movilizar un extraordinario y acelerado transporte aéreo de dosis a los no vacunados y desprotegidos del mundo, y hacerlo de inmediato, una negligencia epidemiológica, económica y ética del deber nos avergonzará a todos”.

El ex Premier británico pidió un “plan y cronograma operativo mes a mes coordinado a nivel mundial” para transferir las vacunas no utilizadas que están en posesión de los países más ricos del mundo a los países más pobres del mundo.

Medecins san Frontiers (MSF) ha estimado que la cifra de dosis excedentes occidentales para los 10 países más ricos estará en la región de 870 millones de dosis para fin de año, mientras que Brown dijo que esta cifra podría aumentar a mil millones en febrero.

La consultora de datos de salud Airfinity de Estados Unidos también calculó a comienzos de septiembre que los países occidentales tenían un excedente de 500 millones de dosis de vacunas (360 millones fueron donadas entre septiembre y octubre) y podrían acumular 1.200 millones para fin de año.

El análisis consideró el suministro disponible de vacunas en Estados Unidos, Reino Unido, UE, Canadá y Japón.

Al menos 115.000 trabajadores de la salud han muerto de COVID entre enero de 2020 y mayo de 2021, pero millones aún no están vacunados, según el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“En África, menos de uno de cada 10 trabajadores de la salud ha sido completamente vacunado. Mientras tanto, en la mayoría de los países de ingresos altos, más del 80% de los trabajadores de la salud están completamente vacunados”, comparó Tedros durante una conferencia de prensa, acompañando a Brown.

Este no es un problema de fabricación de vacunas”, agregó, sino “una acusación a los países y empresas que controlan el suministro mundial de vacunas”.

"Los países de ingresos altos y medianos altos ahora han administrado casi la mitad de las vacunas de refuerzo que el número total de vacunas administradas en los países de ingresos bajos", dijo Tedros, admitiendo que no podía precisar la cantidad de dosis que COVAX podrá distribuir hasta fin de año.

“Los países del G20 se han comprometido a donar más de 1.200 millones a COVAX. Hasta ahora solo se han entregado 150 millones de dosis”, se quejó Tedros.

“Para la mayoría de las donaciones, no tenemos un cronograma. No sabemos lo que vendrá y cuándo, los fabricantes no nos han dicho cuánto recibirá COVAX o cuándo lo recibiremos. No podemos tener equidad sin transparencia”, expuso con franqueza el Director General de la OMS.

Tedros agregó que, antes de la cumbre del G20 de la próxima semana, ACT Accelerator lanzará un nuevo plan estratégico y un presupuesto de 12 meses para establecer las acciones y los recursos necesarios para lograr los objetivos globales de vacunación de la OMS.

“Está claro lo que debe suceder. Los países que ya alcanzaron la meta del 40%, que incluye a todos los países del G20, deben ceder su lugar en la cola de entrega de vacunas a COVAX y AVAT [el Fondo Africano de Adquisición de Vacunas]”, pidió Tedros.

Los fabricantes producen actualmente 1.500 millones de dosis al mes y se espera que continúe creciendo. Se requieren 11,3 mil millones de dosis para vacunar a la población mundial y Airfinity prevé que la producción alcance ese nivel para fines de 2021.

Los países del G7 y la UE se han comprometido con más de mil millones de dosis, de las cuales se ha entregado menos del 15% hasta ahora”, había coincidido la consultora sobre el goteo de las donaciones.

El cofundador y director ejecutivo de Airfinity, Rasmus Bech Hansen, avisó que “el mundo ha llegado a un punto de inflexión en lo que respecta a la disponibilidad y producción de vacunas. Para los grandes países occidentales, el desafío ya no es la oferta, sino la demanda”.

La cadena de suministro mundial está aumentando con éxito la producción y nuestro pronóstico detallado muestra que los países de altos ingresos pueden tener la confianza de que se avecinan muchas vacunas y esto debería reducir la necesidad de almacenamiento”, propuso el director de la consultora de datos globales de salud.

La forma en que se distribuyen estas acciones, a dónde van y si se revenden o se donan es, en última instancia, una decisión política. Con estos números, creo que el mundo tiene una mejor base para tomar estas decisiones críticas de asignación y evitar el desperdicio de dosis “, completó.