HAY MORENO HASTA OCTUBRE

Visto: 1330

 

El secretario de Comercio Guillermo Moreno seguirá hasta octubre.  Por lo menos hasta las elecciones legislativas cuyo resultado podría dejar a varios funcionarios contra las cuerdas. Mientras tanto, ha expresado gestos públicos hacia la industria farmacéutica, que implicaron un reconocimiento de que se trata de un sector escasamente conflictivo y que no se ha apartado de su política de precios.

Moreno no se va. Esa es la lectura desde la Casa de Gobierno cuyos voceros descartaron cambios en el equipo económico antes de las elecciones y menos del secretario de Comercio que parece incombustible.

 “la inflación ha sido uno de los temas de la agenda de la sociedad que nos golpeó en las elecciones del 11 de agosto. Pero si lo corren a Moreno ahora el descontrol de precios puede ser aún mayor”, advirtieron los funcionarios de la Casa Rosada.

 Los hombres no cambian, cambiarán en todo caso algunas políticas, pero instrumentadas por el mismo equipo. Ese es el pronóstico de lo que vendrá hasta octubre, de acuerdo a los funcionarios de segunda línea que no están en el “núcleo duro” de las decisiones, pero son, en definitiva, los únicos que suelen transmitir mensajes, lecturas, estados de humor y sensaciones de los tiempos políticos.

 La permanencia de Moreno puede ser una buena noticia con la industria farmacéutica. El funcionario recientemente ha reiterado que no tiene quejas para amonestar a los laboratorios argentinos e incluso fue extrañamente expansivo para comentar públicamente su satisfacción con el sector, durante la reciente reunión pedida por la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).

 Moreno habló de que el mercado “hace ruido” y que se requiere de una “implosión controlada” en esa reunión con farmacéuticos, droguerías y las tres cámaras del sector.

 Sin embargo, no intentó someter a la industria como variable de ajuste y dejó a los industriales con la sensación de que los laboratorios figuran entre los escasos sectores de la producción que el histriónico secretario de Comercio adopta como ejemplo.

“Yo no tengo reclamos, es un sector cumplidor”,  dijo durante la reunión en la que trazó un panorama sombrío del mercado, diagnóstico que se fue diluyendo con el correr de los días ante la falta de un modelo alternativo.

  Es más, Moreno comenzó a recibir en agosto a los directivos de los laboratorios para acordar y aprobar la última pauta del aumento de precios acordada en febrero. Y sin problemas, fueron pasando todos para recibir la aprobación del secretario.

  Sin embargo, hay un tema que le preocupa al secretario de Comercio, al igual que la ministra de Industria, Débora Giorgi. Ante los empresarios, dejó trascender durante esa reunión tripartida y posteriormente en las individuales por empresa, que se apunta a una sustitución de importaciones.

  “En eso tiene razón Moreno. Algunos laboratorios solo importan, algunos materia prima y otros productos terminados”, apuntó un representante de la industria nacional.

  Es el problema que afrontan las multinacionales y más en el contexto de escasez de divisas que comprime las importaciones.

 Para la industria nacional, en cambio, el mensaje fue que no habrá nubarrones por parte de la Secretaria de Comercio, aunque todavía falta renegociar los convenios con el PAMI. Pero esa es otra historia.

 “Después de todo, que puede decir Moreno, si en este país los medicamentos cuestan más barato que un McDonald´s”, comparó un directivo de la industria nacional.