MEDICAMENTOS FALSIFICADOS POR INTERNET Y CADENAS DE FARMACIAS AL ATAQUE

Visto: 1623

El 75 por ciento de los medicamentos que se venden por internet son falsificados y América Latina se ha convertido en la segunda región del mundo donde se detectaron mas casos de falsificación, después de África.

Los falsificadores han desechado la venta de remedios de venta libre en las plazas y los trenes, apuntando ahora a vender medicamentos de alto costo para oncología y otras enfermedades complejas a través de internet. El daño económico es para los laboratorios. El daño en salud es para el paciente que consume una copia falsificada de una capsula que puede salvarle la vida.

   El crecimiento del mercado de los medicamentos falsificados por internet fue certificado por un estudio realizado por el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, citado por la Federación Farmacéutica Internacional (FIP) que organizará su próximo congreso mundial en Argentina en 2016.

   “Quienes se dedican al narcotráfico están mutando su negocio a uno que es menos riesgoso pero igual de rentable , como es la comercialización de medicamentos falsificados y adulterados a través de Internet”, advirtió Ricardo Aizcorbe, presidente de la Confederación Farmacéutica de Argentina (COFA).    

   Michel Buchmann, presidente de la Federación Farmacéutica Internacional,advirtió que "los traficantes en Latinoamérica han encontrado canales para vender medicamentos falsificados que no pasan por manos del profesional farmacéutico".

   "En América Latina los traficantes saben que están faltando los controles" sanitarios, enfatizó Buchmann, quien arribó a Buenos Aires para participar del XXI Congreso Farmacéutico Argentino, el XXI Congreso de la Federación Panamericana de Farmacia y el XVI Congreso de la Federación Farmacéutica Sudamericana, que sesionarán simultáneamente en Salta del 3 al 5 de octubre.

   El Pharmaceutical Security Institute informó que en América Latina se detectaron el año pasado 381 casos de medicamentos falsificados, cifra solo superada por el tráfico ilegal en África, comparó Buchmann.

  “África lleva la delantera en el tema de falsificación de medicamentos. América Latina también está impactada por el mercado ilegal. En Argentina el Sistema de Trazabilidad busca terminar con las distorsiones en la comercialización que permiten la falsificación y adulteración”, resaltó Aizcorbe.

   El presidente de la COFA destacó que es importante el Sistema de Trazabilidad porque “este mercado de productos adulterados se ha volcado hacia los medicamentos de alto costo, y hay estrategias de ciertos laboratorios de enviar estos medicamentos directamente al domicilio del paciente, lo cual favorece las distorsiones y el crecimiento de los sistemas de adulteración y falsificación porque la entrega por fuera del canal legal no le da la garantía al paciente de que ese medicamento tiene el origen, la calidad y seguridad que corresponden”.

  “La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha manifestado su preocupación por estos sistemas que van por fuera del canal legal, el mismo organismo estima que aproximadamente el 75% de los medicamentos que se venden a través de Internet son productos falsificados”, reforzó el presidente de la FIP.

    Buchmann citó que la consultora IMS Health publicó en 2012 un informe que indica que el mal uso de los medicamentos se ha estimado a nivel global en 500.000 millones de dólares, que es un gasto sanitario evitable y que se podría dirigir a otras áreas del sistema de salud. “El farmacéutico tiene un rol fundamental en evitar ese gasto”, resaltó.

    El presidente de la FIP  ensayó una explicación sobre las causas que convirtieron a América Latina en la segunda región del mundo con mayores casos de falsificación: “Lo que pasa en varios países es que el medicamento encuentra canales de distribución, de llegada a la población que no siempre pasan por las manos de un profesional calificado y ahí encontramos que en muchos casos es muy difícil de controlar la calidad y la seguridad del medicamento”.

   “Es debido a eso que quien produce los medicamentos falsificados acaba por introducirlos en los mercados latinoamericanos porque sabe que no habrá ese control en la entrega del medicamento a la población. Por eso llamamos la atención sobre la importancia de que el medicamento llegue a la población solo de manos del farmacéutico, que es el único que puede garantizar su calidad y seguridad”, pidió el dirigente internacional.

   Otro de los temas en la agenda de los farmacéuticos de América Latina es el avance de las cadenas de farmacias que se proponen monopolizar la cadena de comercialización minorista.

   Aizcorbe reconoció que los pequeños y medianos farmacéuticos (pymes) de Brasil, Costa Rica y Argentina, entre otros países, estamos preocupados por el avance de las cadenas”. 

   Carmen Peña, vicepresidenta de la Federación Internacional y presidenta del Consejo General de Farmacéuticos de España, recordó que una sentencia del Tribunal de Justicia de Europa  en 2009 defendió el modelo de “farmacia comunitaria”.

   El Tribunal de Justicia de Europa estableció que la farmacia independiente  “no sólo es un modelo tan legal y proporcional a los tratados de la Unión como cualquier otro modelo, sino que este modelo tiene el valor añadido de que pone por delante el rol profesional y sanitario del farmacéutico por encima de los meros intereses económicos”.

   “Y eso en el mundo de la salud, y en el mundo de los medicamentos es crítico porque el medicamento no es un producto de consumo, no es una mercancía, porque el farmacéutico es un profesional sanitario y porque la farmacia no es, o no debe ser un comercio. Tiene que ser un establecimiento de salud. Y con el respeto a los diferentes modelos que hay a nivel mundial, el modelo de farmacéutico independiente es quizás uno de los modelos más exitosos tanto para los Estados como para el propio paciente”, subrayó Peña.

  “Nosotros en España hemos podido demostrar que el de Farmacia es un modelo social y sanitario, el valor añadido de esa farmacia cercana, de esa farmacia que está enraizada con los propios problemas de esa sociedad a la que sirve, pero además hemos podido demostrar que económicamente somos muy eficientes porque ayudamos a los sistemas de salud a buscar soluciones en materia de sostenibilidad. Por eso decimos que es un modelo para potenciar, no para destruir”, agregó la farmacéutica española.

   “La farmacia no es un comercio, es un establecimiento de salud que responde a un modelo social y sanitario”, completó Peña.

  Aunque no es un negocio, la rentabilidad de las farmacias aparece en el escenario del debate que hoy agita a los farmacéuticos y que estará presente en el congreso de Salta, admitió Aizcorbe.

   “Vamos a tratar también una situación que hoy vive la farmacia que es el proceso administrativo que debe llevar la farmacia para atender las 250 obras sociales que tenemos y que conllevan un desarrollo muy oneroso para la farmacia. En ese sentido, vamos a presentar un estudio sobre la Consultar Farmacéutica”, anticipó el presidente de la COFA.

   Estudios que terminarán sobre la mesa del secretario de Comercio Guillermo Moreno que, de cumplir con los plazos previstos, citará a mediados de octubre –antes de las elecciones- a la tercera reunión de los farmacéuticos, los laboratorios y las cámaras empresarias, para analizar los margenes de ganancia, los costos de producción y la rentabilidad de cada eslabón de la cadena. Por lo menos, así confían en la COFA.