LOS GENERICOS Y LOS PRECIOS EN LA AGENDA POLITICA DEL 2015

Visto: 1183

El Acta Acuerdo firmado en la Plata en apoyo a la prescripción por el nombre genérico y la sanción parlamentaria de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos tuvieron sobre fin de año el efecto mediático de respaldar la política de medicamentos alentada por “Unidos y Organizados por la Salud”. Sin embargo, la Cámara de Diputados no consiguió modificar el artículo 2 de la Ley de Prescripción de Genéricos, batalla que, prometen, proseguirá en el 2015. Si fuese un partido de ajedrez, por ahora tablas.

El acto organizado en La Plata con la presencia del ex ministro de Salud Ginés González García, y el ministro provincial de Salud, Alejandro Collia, no modifica, de fondo, la ley 11.405/93 que ya impone la prescripción del medicamento por el nombre genérico y fue rubricado por los actores del sistema de salud que ya estaban alineados. No consiguieron, por ejemplo, “perforar” el PAMI hacia donde apunta la ofensiva del nuevo modelo que alienta "Unidos y Organizados" encabezado por el viceministro de Salud, Daniel Gollan.

Por ejemplo, el IOMA, una vez más sumó su explícito respaldo a través de su presidente, Antonio La Scaleia, quien fue uno de los más duros en criticar a los médicos por haber abandonado la prescripción por genéricos.  Pero no es nada nuevo y en todo caso la apelación se circunscribe a la ley vigente.

También la Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires, la Federación Odontológica, el Colegio de Farmacéuticos, las clínicas y sanatorios agrupados en Fecliba, y la Agremiación Médica Platense, entre otras entidades, sumaron su respaldo. 

Pero el “consenso” buscado y amplio a través de estas entidades no alcanzó al PAMI, cuyo titular Luciano Di Cesare, es refractario a los genéricos. Hubo algunas críticas elípticas hacia al funcionario, pero sin buscar la confrontación directa.

El encuentro de La Plata tuvo otras lecturas: “Gines vuelve al redil”, señalaron los voceros del gobierno de Scioli, recordando que durante las elecciones del año pasado estuvo muy cerca de Sergio Massa y si retuvo su cargo de embajador en Chile, fue por expreso pedido de la presidenta electa, Michelle Bachelet.

A partir del encuentro de La Plata, Collia y Gines son los principales candidatos al Ministerio de Salud, si Scioli accede a la presidencia. Y a su vez Scioli, aún sin participar directamente del acto, se encolumnó con la prescripción por genéricos.

Pero no hubo fotos del gobernador ni antes ni durante la firma pública del Acta Acuerdo, aunque aseguran que se reunió en privado con González García.

Tampoco hubo funcionarios relevantes del gobierno nacional que asistieran al cónclave de La Plata, pese a que fue el único espaldarazo concreto, público y rotundo, a la política alentada por el viceministro Daniel Gollan y los diputados nacionales oficialistas, desde la Jornada "Genéricos, salud para Todos” en un ya lejano 8 de agosto.

El apoyo a la prescripción de genéricos parece que tiene un límite político: jamás compartir un gesto que pueda sumar al presidenciable Scioli.

“Unidos y Organizados por la Salud” había organizado previamente su Plenario Nacional en la ex ESMA en cuyo transcurso los oradores enfatizaron sobre su política de producción pública y su decisión de impulsar los genéricos en 2015, acusando al “lobby” de las cámaras empresarias de haber frenado el proyecto en Diputados este año.

Sin embargo, los expositores ante una nutrida concurrencia –dos mil asistentes según los organizadores y decenas de diputados nacionales- aseguraron varias veces que “no queremos mojarle la oreja a la industria, queremos que investiguen en el país”. El mensaje pareció más destinado a los nacionales que a los extranjeros.

Desde la ex Esma se lanzó como “política de Estado” la urgencia de unificar el listado de precios de los medicamentos para comparar cuanto pagan el PAMI, las obras sociales y los ministerios de Salud en el interior del país, por el mismo medicamento.

En especial, se mencionó con preocupación los precios de los medicamentos de alto costo, precios que en realidad no figuran en ningún listado y que son financiados esencialmente por el PAMI y  las obras sociales sindicales y provinciales.

“Estamos pensando en un Remediar de Alto Costo”, señalaron algunos de los participantes del encuentro a Pharmabaires.

Por eso, la exigencia perentoria para que los laboratorios actualicen los precios de los medicamentos en el vademécum de la ANMAT como primer paso para “unificar” un sistema de datos que permita cotejar cuanto paga el PAMI y cualquier obra social, por el mismo producto.

“El año que viene el objetivo es el PAMI si o si”, aseguraron los principales referentes de “Unidos y Organizados” y de Kolina, la agrupación de Alicia Kirchner y Juan Carlos Nadalich, el hombre que resuena como posible sucesor del ministro Juan Manzur a partir de marzo.

En ese ámbito se habla de “hacer seguimiento de la prescripción” y aseguran que “estamos dispuestos a meternos con la corporación médica”.

Sin embargo, admiten que “meternos con la corporación médica es más pesado que meterse con la industria”.