INDIA RECHAZO PATENTE DE GILEAD Y HABILITA COPIAS GENERICAS

Visto: 1144

I

India vetó la patente del medicamento más caro del mundo, el Sovaldi de Gilead para la hepatitis C, abriendo la puerta para copias genéricas más baratas que producirán laboratorios locales, como Natco Pharma. "Es el último golpe a las ambiciones de una compañía farmacéutica multinacional en la India, que sigue siendo uno de los mercados de drogas de más rápido crecimiento en el mundo", coincidieron los analistas internacionales.

La oficina de patentes de la India determinó que Sovaldi era una "molécula con pequeños cambios" de un compuesto anterior desarrollado por otra empresa, y por tanto, no merecedor de la protección de patentes.
En cambio, para las grandes empresas farmacéuticas, es el último ejemplo de que India no reconoce tratamientos innovadores aclamados en otros lugares como avances.
  Pero, para las autoridades de salud de India y los defensores de los pacientes, la decisión del tribunal de patentes significa que más personas infectadas con hepatitis C podrán ser tratadas con una versión genérica del medicamento altamente efectivo de Gilead.
 Gilead ya había dicho que vendería Sovaldi a  900 dolares por tratamiento en India, un gran descuento en su precio de lista de 84.000 dolares por 12 semanas de tratamiento como cuesta en Estados Unidos a más de 40 mil euros en Europa .
  La compañía en un intento por congraciarse con las autoridades de India, licenció la droga a siete laboratorios locales, a los que autorizó para fabricar copias de Sovaldi destinadas a 91 países emergentes, como India.
   Los defensores de pacientes - incluyendo Médicos Sin Fronteras- no estaban satisfechos con el precio de 900 dólares en India, donde se estima que 12 millones de personas están infectadas con la enfermedad.
   Médicos sin Fronteras afirmó que 900 dolares está aún más allá del alcance de la mayoría de los bolsillos de los indios y citaron un estudio de costos de producción elaborado por investigadores de la Universidad de Liverpool,  que afirmó que la fabricación de Sovaldi cuesta entre 68 a 136 dólares por el suministro de 12 semanas.
  Natco Pharma y la Iniciativa de Medicamentos, Acceso y Conocimiento (I-MAK)  habían interpuestos recursos administrativos para que no se concediera la patente de  Sovaldi en noviembre de 2013. Ahora que la oficina de patentes ha negado oficialmente la patente, Natco y otros fabricantes de medicamentos indios que no firmaron el acuerdo de concesión de licencias con Gilead,  pueden lanzar sus propias versiones.
  "La decisión de rechazar la solicitud de patente de Gilead realmente abre el campo de juego, por lo que esperamos ver ahora muchas otras compañías de genéricos que comiencen a producir versiones más asequibles de esta droga", dijo el director de I-MAK, Tahir Amin, en un comunicado.
  Mientras tanto, el gobierno de la India también obligó a Bayer a licenciar su oncológico Nexavar (sorafenib) a Natco Pharma, que está produciendo una versión genérica  más barata del medicamento de la multinacional alemana.
  La oficina de patentes de la India ha revocado las patentes en una serie de medicamentos de Big Pharma, incluyendo  Pegasys de Roche, también para la hepatitis C crónica. Tema de las candentes relaciones comerciales entre Estados Unidos e India.