EN EEUU HASTA HILLARY CLINTON CUESTIONA LAS PRESIONES POR PATENTES

Visto: 844

Cinco grupos de interés público de Estados Unidos pidieron por carta al gobierno de Barack Obama que deje de presionar a los países en desarrollo para que acorten sus períodos de transición como demandan las multinacionales representadas por PhRMA, que también dijo estar “decepcionada” con el Tratado TPP Asia-Pacífico que acaba de firmar Estados Unidos con doce socios comerciales. Hillary Clinton se corrió a la "izquierda" y cuestionó el tratado, pero por los beneficios monopólicos.

La carta de los grupos de interés público estuvo dirigida al representante de Comercio Exterior,  Michael Froman, y a Michelle K Lee, subsecretaria de Comercio para la Propiedad intelectual y Directora de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO), solicitando que el gobierno estadounidense no presione a los países emergentes durante la próxima reunión de la OMC y acepte prolongar las excepciones a los derechos de patentes.

La solicitud fue presentada por Health GaP, Knowledge Ecology Internacional, Médicos sin frontera, Oxfam América y Ciudadano Público (fundada por Ralph Nader), en vísperas de la reunión que el 15 y 16 de octubre mantendrá en Ginebra el consejo sobre los Acuerdos ADPIC de la OMC.
 
A comienzos de año los países emergentes pidieron una extensión del plazo de transición que contempla exenciones a los derechos exclusivos de propiedad intelectual y el recurso de otorgar licencias obligatorias.
Estados Unidos y la UE se han opuesto a aceptar esas exenciones al sistema de patentes más allá del 2021. Además Washington condiciona cualquier negociación a que los países emergentes “acepten firmar una declaración expresa o implícita, que la protección de la propiedad intelectual es necesariamente beneficioso para el desarrollo”, tal como exige PhRMA, la cámara de las multinacionales estadounidenses.

“Los Estados Unidos no debemos imponer condiciones a los países menos adelantados para mantener grados existentes de protección de la Propiedad Intelectual”, señalaron en su carta.

“Permitir que los países menos adelantados tengan un acceso sin restricciones a los medicamentos genéricos más asequibles también promueve los objetivos de la política de Estados Unidos de detener y revertir la pandemia mundial de Sida en los Estados Unidos y han ahorrado millones de dólares mediante la compra de más del 90 por ciento de sus suministros de fuentes de antirretrovirales genéricos”, señaló la declaración.

Al mismo tiempo, Estados Unidos logró cerrar el Acuerdo de Libre Comercio TPP Asia-Pacífico, negociando períodos de exclusividad para los medicamentos biológicos de cinco a ocho años, que generaron una reacción adversa en Perú y México, especialmente.

Pero, al mismo tiempo, Jim Greenwood, presidente de la Biotechnology Industry Organization (BIO) y PhRMA dijeron que se sentían “decepcionados” del acuerdo y criticaron a los negociadores de Washington por no haber mantenido la exigencia de 12 años de protección para los biotecnológicos.

“Estamos decepcionados de que los ministros no lograron asegurar 12 años de protección de datos para los medicamentos biológicos, que representan la próxima ola de innovación en nuestra industria”, dijo PhRMA en un comunicado.

Grenwood argumentó que el período de protección “es muy corto de vista” y “enfriará la inversión global y el lento desarrollo de nuevos tratamientos innovadores para pacientes que sufren”.

Ambas organizaciones empresarias confían ahora en que los republicanos no aprobarán el TPP en el Congreso, al no contener su demanda  de un período de exclusividad de datos durante 12 años.
La precandidata demócrata Hillary Clinton, evidentemente corrida "a la izquierda" de Obama en el tema del mercado farmacéutico, afirmó que "no estoy de acuerdo con lo que me enteré (del TPP) " y advirtió que "las compañías farmacéuticas podrían haber recibido más beneficios y los pacientes menos".  

Médicos Sin Fronteras sostuvo que el TPP “pasará a la historia como el peor acuerdo comercial para el acceso a los medicamentos en los países en desarrollo, que se ven obligados a cambiar sus leyes para incorporar una abusiva protección de la propiedad intelectual para las empresas farmacéuticas”.

Los socios comerciales Perú, Chile, Malasia, Nueva Zelanda y Australia presionaron por un período de cinco años y algunos lo consiguieron, pero The New York Times advirtió que hay que esperar “la letra chica” del acuerdo para averiguar con exactitud cual o cuales gobiernos aceptaron el plazo de 8 años.
 
The New York Times calificó el capítulo sobre medicamentos del TPP de “arreglo híbrido que va a evitar la competencia de biosimilares en sólo de 5 a 8 años, algo que la industria estadounidense de inmediato resistió”.

El Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, afirmó que el acuerdo era una "mezcla de mentiras y medias verdades" y en el caso de los medicamentos "el acceso será más difícil y los precios subirán".

El canciller chileno Heraldo Muñoz defendió el acuerdo y aseguró que su país acordó un plazo de exclusividad para los biotecnológicos de cinco años, pero organizaciones sociales y la oposición aseguraron que el TPP “traerá más costos que beneficios”.