SALUD Y SOCIEDADES CIENTÍFICAS DEFINIERON CRITERIOS DE INCLUSIÓN DE PACIENTES PARA TRATAR CON SOFOSBUVIR

Visto: 1028

El Ministerio de Salud de la Nación, sociedades científicas y ONG’s acordaron los criterios de inclusión de pacientes de todo el país que requieran un tratamiento inmediato de la hepatitis C crónica con esquemas libres de interferón.

Tras la aprobación por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) de dos registros de sofosbuvir 400 miligramos contra la hepatitis C, el ministerio de Salud de la Nación, a través del Programa Nacional de Control de las Hepatitis Virales (PNCHV), definió junto a sociedades científicas y ONG’s los criterios de inclusión de pacientes de todo el país para que reciban esquemas para hepatitis C crónica libres de interferón.
El primero de los registros corresponde a la versión original del laboratorio estadounidense Gilead, de nombre comercial Sovaldi, que en Estados Unidos se cotiza a 84 mil dólares el tratamiento y que en Argentina costará 300 mil pesos, según informó el Ministerio de Salud. En Argentina, Gilead es representado por Gador.
El segundo registro es para el laboratorio nacional Richmond que presentó la primera versión genérica del Sofosbuvir en la región y que venderá con el nombre comercial de Probirase. Además se comprometió a producirlo en el país.
El Ministerio de Salud nacional alcanzó el acuerdo con la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH), la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y la Fundación Huésped. También se establecieron los puntos referentes al seguimiento del paciente durante y después del tratamiento.
 
Luego de la aprobación de dos registros de sofosbuvir por parte de la ANMAT, se podrá comenzar a administrarse en combinación con las drogas daclatasvir y simeprevir para, en conjunto, constituirse como un tratamiento genuino. El sofosbuvir es una de las drogas de última generación aprobadas y recomendadas como primera línea de tratamiento para la hepatitis C crónica.
 
De esta manera, se podrán empezar a efectuar los tratamientos libres de interferón cuyo inicio estaba demorado a la espera del registro del sofosbuvir en el país. Por ese motivo, en una primera instancia se priorizará la administración de ese fármaco a pacientes que presentan estadios avanzados de enfermedad por hepatitis C crónica y que requieren tratamiento inmediato en todo el territorio nacional, principalmente aquellos con cirrosis hepática y con manifestaciones extra hepáticas asociadas a hepatitis C crónica clínicamente significativas.
 
Para un tercio de quienes presentan la condición de cirrosis hepática, el hecho de no recibir tratamiento en un corto período podría constituir un riesgo de vida.
 
Con este criterio de inclusión y seguimiento de los pacientes consensuado entre el Ministerio de Salud de la Nación y las diferentes sociedades científicas para una primera etapa de tratamiento, será el Estado nacional el que garantizará la ejecución del mismo,  independientemente de la cobertura que posean los pacientes.