CAPTAGON: alertan sobre mercado negro

Visto: 1461

El Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFyB) advirtió que la droga Captagon (fenetilina) utilizada por los terroristas de París, podría estar ingresando al país de forma clandestina o que incluso puede estar siendo elaborada en las “cocinas” de los narcotraficantes en Argentina.

Captagon, Biocapton y Fitton son los nombres comerciales de la fenetilina, un enlace químico de la anfetamina y de la teofilina, que se comporta como un estimulante sintético.
Marcelo Peretta, titular del SAByF, advirtió que el Captagon se consigue mediante compras por internet con solo contar con una tarjeta de crédito y que cada dosis cuesta entre 15 y 20 dólares.
Captagon “no está autorizado por la ANMAT pero es posible que ya exista un mercado negro en Argentina ya que los traficantes de drogas recurren cada vez más a procesos químicos similares a los de la industria farmacéutica”, alertó Peretta.
La fenetilina se presenta en forma de ampollas inyectables que se administran vía endovenosa, directa o diluida en soluciones parenterales.
Peretta pidió que las autoridades sanitarias, comenzando por la ANMAT, y los organismos de seguridad extremen las medidas para combatir el mercado negro de las drogas sintéticas.
En tal sentido, Peretta recordó que durante la investigación de la denominada “mafia de los medicamentos”  surgió como varias droguerías aportaban el mercado negro de la efedrina para las cocinas de los narcotraficantes.
La fenetilina “inicialmente fue usada por los jóvenes de familias ricas de las monarquía del Golfo Pérsico, y hoy los milicianos embarcados en la guerra santa, son sus principales consumidores”, explicó Peretta.
Como todas las anfetaminas, la fenetilina aumenta la resistencia al cansancio y la atención, quita el hambre y causa una pérdida del juicio.
Quien la consume se siente omnipotente, una especie de ‘rey del mundo’ y pierde la sensación de miedo. Además inhibe el dolor.
Siria era el principal productor mundial hasta el estallido de la guerra mundial, “pero cualquier laboratorio farmacéutico está en condiciones de elaborarla”, precisó Peretta.

Producido por la OTAN en 2011 en laboratorios bulgaros, segun la revista "Le Courrier International", Captagon es actualmente producido en todo el Medio Oriente.
El diario "Il Giornale " publico un articulo de Gianni Micalessin comentando que  Captagon se propagó con las "primaveras árabes" como elixir de resistencia,  fue distribuido a los manifestantes de Túnez a Egipto, de Libia a Siria.
Hoy  Captagon transformaría el fanatismo de los combatientes de ISIS en ferocidad animal.
Esta anfetamina,  mezclada a otras sustancias como el hachisch, hace perder al individuo la sensación de dolor y lo lleva a cometer horrores  "divirtiéndose".
Es una droga que no solo aumenta la confianza en si mismo, pues además reduce las necesidades de descanso y de sueño. A altas dosis provoca una intensa excitación psíquica, cuyo  efecto puede  durar durante tres días completos. Su uso prolongado provoca psicosis, acompañada de delirios y alucinaciones, lo que genera una extrema agresión.