SAFyB QUIERE DISCUTIR OTRO CONVENIO PAMI

Visto: 883

El Sindicato Argentina de Farmaceúticos y Bioquímicos (SAFyB) propuso que los convenios del PAMI para la cobertura de los medicamentos que reciben sus beneficiarios, “se firmen directamente con los prestadores, que son las farmacias”.

La propuesta fue lanzada por el titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFyB), Marcelo Peretta, como una alternativa para superar los conflictos que en los últimos tiempos se repiten entre el PAMI y los farmacéuticos, debido a la demora en la cancelación de las prestaciones a los jubilados.
Peretta cuestionó el modelo de prestación del PAMI estructurado en torno a un convenio exclusivo con la industria farmacéutica, a la que le paga los medicamentos dispensados a través de las farmacias, mientras que "las farmacias sólo reciben notas de crédito que sólo sirven para pagar a las droguerías".
Según el titular de SAFyB "la industria funciona como antes los terratenientes dueños del campo, de la pulpería y del almacén donde el peón cambiaba los vales que le daba el patrón y nunca recibía dinero".
Peretta abogó por un cambio de modelo en el que los convenios se firmen directamente con los prestadores, “que son las farmacias”, para evitar las intermediaciones que, en este caso, además generan situaciones ríspidas, a causa de los atrasos.
El titular del SAFyB precisó que el PAMI mantiene con las farmacias de la provincia de Buenos Aires una deuda de 500 millones de pesos, cifra que se extiende a los 1.000 millones si se considera la totalidad del país.
Según el dirigente, la crisis se agudiza principalmente para las pequeñas farmacias porque el saldo lo cobran con cuatro meses de demora.
La deuda del PAMI se remontaba –al cierre de esta edición- a mediados de noviembre pasado y si bien las nuevas autoridades explicaron que recibieron una millonaria deuda heredada de la gestión anterior, también prometieron cancelarla a la brevedad, para no descargar la crisis sobre la espalda de los farmacéuticos.
No asi de angustiosa es la situación de la industria –que en definitiva es la contraparte del convenio- ya que tiene más “espalda” para sostener la viabilidad del sistema pese a los sofocones, los atrasos o las turbulencias.
El convenio PAMI venció en diciembre pero en virtud del cambio de autoridades, fue renovado parcialmente por tres meses. O sea, en marzo deberá comenzar la discusión de fondo con las modificaciones que ambas partes colocarán sobre la mesa.