LAZARO BAEZ TAMBIEN ESTUVO EN LA AUDIENCIA POR EL PAMI

Visto: 672

Carlos Regazzoni, titular del PAMI, introdujo metafóricamente la figura de Lázaro Báez como ejemplo de la corrupción heredada en el PAMI, para defender su gestión al exponer durante una audiencia en la Cámara de Diputados.

Como era de esperar, la audiencia parlamentaria contuvo más pirotecnia verbal que definiciones concretas sobre el recorte de la cobertura del 100 por ciento en 162 principios activos que adoptó recientemente el PAMI.

Al defender la implementación del Plan de Medicamentos Sustentable, el director ejecutivo de PAMI aseguró que “los fundamentos de la medida no son económicos, sino clínicos. Nuestros afiliados continúan teniendo la mejor cobertura de medicamentos del país y la región”.
Tras rechazar los cuestionamientos de los diputados kirchneristas a la resolución que redujo la cobertura de cientos de medicamentos del vademecum, Regazzoni afirmó que “hay gente que ha sido angustiada gratuitamente porque se ha dicho que en la lista había medicamentos oncológicos”.
Carolina Gaillard, titular de la Comisión de Salud e integrante del bloque FpV, replicó que “me pregunto si usted como titular del PAMI le notificó a la ANMAT que no continúe con la comercialización de estos medicamentos ya que no son eficaces clínicamente”.

El PAMI “no fue una isla en el país de Lázaro Báez”, justificó Regazzoni, durante su exposición que repasó los episodios de corrupción adjudicados a la gestión anterior.

Ragazzoni dijo que se encontró con “un mercado negro de medicamentos” y con un “circuito mafioso”. Aseguró también que existía “una industria para robar el dinero del PAMI adulterando los padrones”.

El funcionario aseguró que la situación en la que encontró el organismo apenas asumió era “insostenible”, y puso de relieve que “si hay un sector abandonado fueron los jubilados más pobres”, cuya tasa de mortalidad en los últimos diez años fue “inaceptablemente alta”.

Regazzoni aseguró que la intención del organismo es “trabajar con los médicos para capacitarlos y que puedan prescribir mejor los medicamentos”.

Entre otras irregularidades, el funcionario mencionó que las prótesis “se pagaban cuatro veces más” y aseguró que “algunas farmacias vendían medicamentos a fallecidos, iban cadetes con pilas de recetas, todas iguales, hechas por las mismas personas”.

Regazzoni rechazó las críticas dela diputada del Frente para la Victoria, Araceli Ferreyra, que cuestionó el aumento de los viáticos de los directivos de la obra social y advirtió, visiblemente molesto, que la legisladora “no sabe de lo que está hablando”.
“Usted no sabe el desastre que se hacía. Se gastaban 40 millones de pesos en viajes. Ustedes festejaban los cumpleaños en los aviones de Aerolíneas Argentinas, y me viene a cuestionar una actualización de viáticos”, aseguró en medio de una fuerte controversia con la que concluyó el informe.

Carolina Gaillard, una de las primeras oradoras, lamentó la ausencia de Regazzoni en la Comisión de Salud  que se realizó hace dos semanas, apenas se dictó la resolución 439 y antes de su entrada vigencia a fines de abril.

Regazzoni acudió a  un plenario de las comisiones de Personas Mayores, presidida por Mirta Tundis, de Salud, presidida por Carolina Gaillard, y Defensa del Consumidor, presidida por María Liliana Schwindt.

“Estamos muy preocupados porque esta medida se ha fundamentado en la falta de eficacia clínica comprobada de estos medicamentos, pero contradictoriamente no los retiraron de circulación, sino que siguen siendo prescriptos, teniendo el jubilado que pagar de su magro bolsillo la diferencia que el PAMI ya no le cubre, expresó Gaillard.

Gaillard se refirió además al convenio que el PAMI prorrogó recientemente con la industria farmacéutica y se detuvo especialmente en los controles de precios: “El nuevo convenio establece que los precios de los medicamentos no se regirán por el Vademecum Nacional, con controles de precios a cargo de la Secretaria de Comercio de la Nación,  sino que se regirán por el Manual Farmacéutico de la Editorial Alfabeta, que es el manual de la industria farmacéutica. Es decir, que a partir de ahora el Pami pagará los precios de los medicamentos que imponga la industria de los medicamentos”, cuestionó.

“En la actual administración del PAMI hay muchos títulos para los diarios, pero muy pocas medidas a favor de los trabajadores, en este caso los trabajadores pasivos. El PAMI ha hecho un acuerdo con la industria que va en contra y en perjuicio de los jubilados. El actual gobierno ha quitado la regulación del Estado de los precios de los medicamentos y ahora los impone la industria farmacéutica”.

La diputada le aclaró a Regazzoni, ante la denuncia de coberturas a fallecidos, que “si el PAMI ha pagado medicamentos de personas fallecidas, la institución cuenta con el recurso de débito por dispensa posterior a la baja, que posibilita que la institución no le pague a la industria  de medicamentos mal vendidos por las farmacias. ¿Usted le solicitó a la industria farmacéutica ese débito por medicación mal vendida?”, le preguntó.

Sobre el final de la reunión intervino el diputado Jorge Franco (FpV - Misiones), quien pidió que “no se quite la cobertura del 100% a los medicamentos, y tampoco se evalúe la cobertura de los medicamentos según costo-eficacia, porque deben considerar que el medicamento es un bien social y no una ecuación. Para un abuelo, el acceso a un medicamento puede significar el apego a la vida".