MIENTRAS EL CONVENIO PAMI SE RESQUEBRAJA COMERCIO PIDIO CANASTA DE MEDICAMENTOS

Visto: 1171

El PAMI comenzó a pagar 1.640 millones de pesos mensuales a la industria por decisión unilateral, en vez de los 2.600 millones que facturaron las cámaras. Los farmacéuticos ya decidieron que a partir de esta semana dejan de pagar a  las droguerías.  Ajena a la situación de crisis, la Secretaria de Comercio pidió a los laboratorios "una canasta de medicamentos" a precios congelados.

La secretaria de Comercio citó la semana pasada a las cámaras farmacéuticas y lo que se vislumbraba como una tensa reunión por el tema precios se convirtió en una amigable pedido: una canasta de medicamentos con precios congelados hasta fin de año.
Cada laboratorio debería aportar a la canasta dos o tres medicamentos pero no cualquiera, sino los que están incluidos en una lista que entregó la Secretaria de Comercio.
"Se parece a la canasta de (Guillermo) Moreno", ironizó uno de los directivos que acudió a Comercio, recordando ese particular sistema de aumentos autorizados de precios por "canastas" del ex secretario de Comercio.
Comercio fijó un plazo de quince días para que los laboratorios respondan ya que quiere exhibir esta canasta como un logro en la lucha contra la inflación y como un bálsamo para el segundo semestre, por lo menos cuando los pacientes acudan a las farmacias. Y la industria, obviamente, no tiene muchas opciones.

 Pero mientras Comercio requiere un compromiso de la industria, la cadena de pagos del PAMI se resquebraja y junio  "será un mes dramático" vislumbran los voceros del sector, tanto laboratorios como colegios farmacéuticos.   
Como adelantó Pharmabaires hace dos semanas, la obra social de los jubilados ha decidido pagar solo 1.640 millones de pesos mensuales por el convenio con la industria, pese a que la industria le facturó 2.600 millones de pesos, tal como fija el acuerdo firmado por las partes extensivo hasta fin de año.
En aquella oportunidad, cuando se renovó en convenio, la industria ya aceptó una quita de 1.600 millones.
Esta nueva decisión de reducir el gasto en medicamentos adoptada unilateralmente por el PAMI, ha desencadenado duras negociaciones, admiten voceros del sector industrial.

“Es la misma prestación pero con alrededor de 9 puntos menos de facturación”, se quejaron directivos farmacéuticos que en este reclamo cuentan con el apoyo de los farmacéuticos, ya que también se ven afectados por la reducción.
El objetivo de la conducción del PAMI es que el gasto en medicamentos no exceda el 24 por ciento del presupuesto de la obra social de los jubilados. Actualmente es de 33 por ciento.
La quita o recorte –no es, en definitiva un problema semántico- ha desatado el malestar de los laboratorios que, además, sobrellevan una persistente deuda.
Al margen de la pelea entre los actores principales del convenio – PAMI y la industria – el Confederal  de la COFA  decidió la semana pasada dejar de pagar a las droguerías los medicamentos destinados a los afiliados al PAMI.  En la práctica implica que se cancelará la prestación por agotamiento del stock.
“No vamos a pagar en pesos lo que corresponde pagar con notas de crédito”, advirtió la COFA.