“LOS CONVENIOS SON LEONINOS”

Visto: 859

Isabel Reinoso, titular del Colegio de Farmaceúticos de la Provincia de Buenos Aires, opinó que el proyecto de universalización de los convenios de las obras sociales con las farmacias contiene “muchas imprecisiones” y no define las condiciones de esos convenios que actualmente son “leoninas” para los farmacéuticos.

El proyecto “nada dice de  las condiciones de los convenios que hoy son leoninas y las farmacias no pueden atenderlos porque ponen bonificaciones leoninas y plazos de pagos no acordes a lo que la farmacia puede financiar”, señaló Reinoso a Pharmabaires.

“Está es una de las razones por las cuales muchas farmacias no pueden atender hoy a la seguridad social y este proyecto nada dice como procurar que los convenios tengan condiciones que propicien que sean universales y todas las farmacias los puedan atender”, agregó Reinoso.

La titular del colegio bonaerense coincidió “plenamente con el acceso a los medicamentos y a la universalidad de los convenios para que la gente obtenga servicios farmacéuticos cerca de su casa, pero respetando las leyes provinciales vigentes”.

“Si pensamos en la gente y que el medicamento es un bien social se deberían establecer condiciones (que apuntalen el sistema universal que propone el proyecto)  sino carece de sentido una nueva ley ...estaríamos igual que hoy”, comparó.

“Este proyecto está muy mal encarado pues de aprobarse se aplicaría sólo en la CABA. Para la provincia de Buenos Aires sería retroceder 30 años. La ley 10606 (provincial) es superadora respecto a la distribución racional de farmacias y contempla además las condiciones de traslado de las farmacias”, enfatizó Reinoso.

En tal sentido opinó que “los artículos 2 y 3 no guardan relación. En el 2 habla de instalación de farmacias de acuerdo a parámetros demográficos y geográficos (densidad poblacional y distancia) y en e 3 sólo tiene en cuenta la distancia”.

“¿Por otra parte que sucede con las diferentes figuras jurídicas que hoy pueden ser propietarias de farmacias? ¿es para todas el proyecto?”, se preguntó Reinoso.

“A priori parecería que si y si esto es así ¿que sucede con las farmacias de hospitales públicos , clínicas privadas , farmacias mutuales , sindicales y de obras sociales que se habilitan exclusivamente para la dispensa a sus afiliados y no pagan impuestos?”.

“En resumen el proyecto tiene demasiadas imprecisioness y si bien en los fundamentos parecería que favorecerá a la gente, la letra del texto de la ley, que es lo realmente importante, tiene muchas contradicciones y pocas precisiones de lo que se pretende legislar”, completó.