LOS FARMACEUTICOS PROPONEN MEDICAMENTOS DE CALIDAD Y ACCESO PARA TODOS

Visto: 880

Los farmacéuticos y los profesionales de la salud deben complementarse para garantizar el acceso universal a la salud, un derecho que ya no puede separarse de las cuestiones sociales, sostuvo el 76 Congreso de la International Pharmaceutical Federation (FIP), que deliberó en Buenos Aires.

“En la sociedad del siglo 21 hay que estudiar más a fondo las nuevas formas de concebir la asistencia sanitaria y el trabajo de los profesionales de la salud; avanzar con un enfoque integral, transversal que permite una estrecha colaboración entre todos los profesionales de la salud y en todos los niveles de atención. Tenemos que lidiar con un perfil diferente del paciente, en un panorama social que no existía antes, donde el cuidado de la salud ya no puede separarse de las cuestiones sociales”, afirmó Carmen Peña,  presidenta de la FIP, durante la ceremonia inaugural del Congreso Internacional.

“La información sobre los medicamentos (con o sin receta) y la comunicación entre los diferentes profesionales de la salud es una prioridad cada vez mayor. El sistema debe seguir el paciente, más que el paciente siguiendo el sistema”,  propuso Peña, durante la apertura del Congreso Internacional.
“Tenemos que repensar el cuidado de la salud. Tenemos que romper las barreras y evitar que los pacientes perderse en los laberintos de la burocracia y especialidades. Tenemos que estar más preocupados por la continuidad, la integración de procesos y la coordinación socio-sanitaria. Este es un papel importante, pero a menudo se olvida de las farmacias de la comunidad”, remarcó la titular de la FIP.

“El objetivo es la colaboración entre los diferentes profesionales de la salud para mejorar la atención al paciente, generando coherencia y continuidad, aumentar la eficiencia y la promoción del conocimiento. Este objetivo es compartido por la OMS [Organización Mundial de la Salud] y la AMPS [Alianza Mundial de Profesiones de la Salud] y se refleja en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”, subrayó.

“Tenemos que fomentar la integración a través de las políticas de atención de la salud que sean apropiados en los planos internacional, regional y local. Para lograr esto tenemos que trabajar con nuestros representantes políticos, algo que requiere una buena estrategia de comunicación dirigida a los pacientes, organismos internacionales y otros profesionales de la salud, lo que hace la función clínica evidente de los farmacéuticos”, propuso Peña.

Al menos 940 millones de personas viven en países en los que más de 193.000 oficinas de farmacia pueden potencialmente ofrecer acceso a servicios de vacunación, según una investigación encargada por la FIP y que fue difundida en coincidencia con la cita de Buenos Aires.

El estudio patrocinado por la FIP y la University College de Londres, determinó que casi la mitad (44%) de los países tienen  instalaciones de farmacias de la comunidad que ofrecen vacunas, “lo que demuestra la expansión y la creciente aceptación de los servicios de inmunización de farmacia alrededor del mundo”, resaltó entre sus conclusiones.

En 13 de los 45 países, los farmacéuticos mismos tienen la autoridad para administrar las vacunas y, por lo tanto, el potencial para llegar a 655 millones de personas, estimó el estudio.
Los resultados de este estudio están disponibles en el informe global  titulado "Una visión general del impacto de la farmacia actual sobre la inmunización”.
 La Organización Mundial de la Salud (OM) estima que la vacunación salva entre dos y tres millones de vidas cada año. Es una de las medidas más eficientes y rentables para prevenir, controlar y erradicar las enfermedades infecciosas que amenazan la vida.

“La accesibilidad y distribución de las oficinas de farmacia ellos un primer punto de contacto  para los pacientes, proporcionando una excelente oportunidad para abordar los bajos niveles de cobertura de inmunización ", afirmó Helena Rosado, científica de investigación en Facultad de Farmacia de la University College de Londres y coautora del informe.

“Este informe ofrece, por primera vez, una visión general internacional de las actividades de los farmacéuticos para apoyar la inmunización. Esperamos un día en que los farmacéuticos de todo el mundo sean reconocidos por su potencial", enfatizó  la presidente de la  FIP, la española Carmen Peña.

El informe incluye estudios en profundidad de casos de Argentina, Australia, Bélgica, Francia, Irlanda, Filipinas, Portugal, Sudáfrica, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, con ejemplos de avance que potencialmente pueden ser adoptadas por otros países para abogar por una estrategia nacional de inmunización que involucre activamente a los farmacéuticos como parte de la agenda de salud pública, destacó Peña.

Los resultados también ponen de manifiesto que, en algunos países, la administración de la vacuna es parte del plan de estudios de grado farmacéutico y que la amenaza percibida por la competencia con otros profesionales de la salud que prestan servicios de inmunización es cada vez menor.

Peña destacó la participación de la FIP en “las decisiones relativas a los medicamentos que se elaboran a nivel mundial, y la mejora de la salud mundial al avance de la práctica farmacéutica y de la ciencia para proporcionar un acceso seguro y el uso responsable de los medicamentos”.

“El año pasado, he dejado claro que debemos centrarnos en las personas, los servicios y la sostenibilidad. La gente, ya que son la base de todas nuestras estrategias; servicios, porque son lo que la gente necesita; y la sostenibilidad, ya que todo lo que hacemos debe ser viable”, resaltó.

“Los  pacientes de hoy tienen nuevas demandas. Nuevas necesidades. Ellos están aumentando en número y en edad. Muchos de nuestros sistemas de salud fueron creados en el siglo 20 para una sociedad de los pacientes con enfermedades agudas, pero hoy en día vivimos en una sociedad de los pacientes con enfermedades crónicas, muchas de las cuales requieren la polimedicación”, analizó Peña.

Raúl Mascaró, presidente de la COFA, recordó que la sede del congreso fue obtenida hace cinco años durante la reunión de la FIP en India.

"Muchas cosas han transcurrido desde entonces , crisis, cambios de gobierno, nuevas tecnologías", señaló Mascaró. Pero el desafío sigue siendo el mismo: "medicamentos de calidad y con equidad", subrayó.  
"Se hizo mucho, se avanzó mucho, pero queda mucho por hacer para mejorarlo", apuntó el presidente de la COFA.

El legislador del PRO, Octavio Calderón, entregó durante el acto de apertura la resolución que declara "de interés de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el Congreso Mundial de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas 2016 de la Federación Farmacéutica Internacional (FIP), a realizarse por 1ra. vez en Argentina, y el Congreso Farmacéutico Argentino que se celebraran en esta Ciudad del 28 de Agosto al 1° de Septiembre del corriente".