TRUMP DESIGNO A UN FINANCISTA AL FRENTE DE LA FDA

El presidente  Donald Trump designó a Scott Gottlieb,  médico, asesor de multinacionales  y financista de Wall Street, para dirigir a la FDA, la agencia de regulación sanitaria de Estados Unidos que ha sido vapuleada por el mandatario y que estará sometida, a partir de ahora, a fuertes presiones desregulatorias.

Gotttlieb de 44 años es directivo del conservador American Enterprise Institute y se formó como médico en la Escuela de Medicina Mount Sinai, desde donde inició una carrera inusual que lo llevó a Wall  Street, con un paso previo por la FDA donde ya fue director adjunto y consultor durante la presidencia del republicano George Bush.

Gottlieb es actualmente asesor de GlaxoSmithKline, Cell Biotherapy y Bristol-Myers Squibb.   También lo fue de  Vertex Pharmaceuticals hasta  2016.

Gottlieb es también director senior de TR Winston, un banco de negocios y de inversión centrado en la atención de la salud, y asesor y socio deArcoda Capital Management, un fondo de cobertura centrado en la atención de la salud.

Actualmente es, además, socio en New Enterprise Associates, que invierte principalmente en empresas en fase inicial en tecnología de la información, medicina y ciencias de la vida.

"Los conflictos de Scott Gottlieb son mucho peores  porque está en el tablero de  muchas compañías”, advirtió Diana Zuckerman, presidenta del Centro Nacional de Investigación en Salud, un grupo de investigación de Washington.

Zuckerman dijo que estaba preocupada por el potencial conflictos de intereses del nuevo director de la FDA.

Los miembros demócratas  del Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, que debe aprobar  las nominaciones en la FDA,  coincidieron que  los estrechos vínculos de Gottlieb con la industria farmacéutica debían haberlo descalificado para el puesto.

"Claramente tendría que despojarse de sus propias acciones y renunciar a las juntas, y a menos que jurara en una pila de Biblias que no volvería a las juntas, inversiones, etc., sería un buen ejemplo del  ‘pantano ‘ que Donald Trump prometió vaciar”,  ironizó Zuckerman.

Trump descalificó en varias oportunidades a la FDA durante la campaña electoral y desde que ingresó a la Casa  Blanca, al afirmar que es un organismo lento, oneroso y burocrático para la aprobación de nuevos medicamentos.

Sin embargo, ex compañeros de trabajo de Gottlieb en la FDA sintieron cierto alivio con su designación porque  los otros candidatos potenciales  eran dos CEO millonarios del Silicon  Valley.

Gottlieb sirvió dos períodos en la FDA, de 2003 a 2004, antes de marcharse  a los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, y regresó  en 2005 como director adjunto para asuntos médicos y científicos bajo el Comisionado Mark McClellan.

Gottlieb quiere eliminar muchas de las regulaciones actuales para la aprobación de nuevos medicamentos como propone Trump y en Washington muchos analistas hablan del “desmantelamiento de la FDA” 

Scott Gottlieb “siempre ha defendido el aflojamiento de los estándares de la FDA para la aprobación de productos médicos y el levantamiento de restricciones en la promoción de estos productos para usos no aprobados",  explicó Michael Carome,  director de Public Citizen's Health Research Group.

"Su nombramiento confirmaría los planes de Trump de avanzar con una peligrosa agenda desreguladora en la agencia”,  advirtió Carome.

Durante su discurso del primero de marzo ante el Congreso de Estados Unidos, Trump denostó como “lento y pesado”  el enfoque de la FDA para la aprobación de nuevos medicamentos.

Luego sugirió que si "reducimos las restricciones" en la agencia, los estadounidenses serán “bendecidos” con más curas milagrosas aportadas por  nuevos medicamentos que, en su mayoría, todavía están en etapa de ensayos clínicos.

Los empleados de la FDA respondieron que el promedio de tiempo para aprobar un nuevo medicamento fue de 7,8  meses durante 2016, el ritmo más rápido de los últimos veinte años.

También demostraron que  de los nuevos medicamentos aprobados en el mundo durante 2015,  el 65 por ciento fueron aprobados primero por la FDA.

“Entre 2003 y 2010, 23 fármacos contra el cáncer fueron aprobados por la FDA y la Agencia Europea de Medicamentos, pero la mediana de tiempo de revisión por la FDA fue de 182 días, en comparación con los 350 días de los reguladores europeos”, comparó la ONG New Cancer Treatment - noahslightfoundation.org‎.