PAMI: CASSINOTTI SACRIFICA A LA CABRA PARA QUE CIERREN LOS NÚMEROS

El PAMI requiere de una solución política y por eso las cámaras farmacéuticas pidieron una entrevista con el jefe del Gabinete. Para Sergio Cassinotti hay que salvar al lobo y sacrificar a la cabra para que los números cierren, pero con la metáfora molestó a  los propios intendentes de Cambiemos.

A estas horas, cuando esté leyendo estas líneas, está previsto que el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, reciba a los presidentes de las tres cámaras farmacéuticas en pos de una salida política al conflicto por el Convenio PAMI,  luego de una semana más de frustrantes reuniones técnicas.

De mínima, la aspiración de los directivos es que no los trate de “llorones” como el año pasado. De máxima, que se encarrilen las negociaciones para renovar el contrato.

Nadie supone la muerte definitiva del Convenio PAMI y más en un año electoral….

Pero hay un ajuste que excede a los medicamentos y con el objetivo de cerrar los números cueste lo que cueste es que Cassinotti ha desembarcado en el PAMI. Sin pátina política y sin la obligación de quedar bien con la propia estructura política de Cambiemos.

Solo así se explica que haya desatado un vendaval de críticas de los jefes municipales de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, quienes exigieron su comparecencia en un cónclave partidario, el pasado el fin de semana.

El disparador fue el sistema de cápitas que reintrodujo para las clínicas y sanatorios bonaerenses y que se remonta a la gestión de Matilde Menéndez al frente del PAMI durante la presidencia de Carlos Menem. O sea, una suma fija y una cantidad de afiliados. El excedente lo pagan los intendentes.

El sistema capitado no me gusta, pero tengo la necesidad de reducir el déficit. Acá hay que dejar a la cabra viva y al lobo satisfecho. Y a veces es difícil dejar a la cabra viva”, graficó Cassinotti, cuando anunció el nuevo sistema junto a la ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz.

El funcionario no explicó si la cabra a sacrificar es una metáfora del afiliado al PAMI  o directamente del PAMI como organismo.

“Es mentira que esto sirva para transparentar el gasto. La transparencia se logra con mecanismos de control adecuados y con honestidad. Tengo serias dudas que quienes administraron hasta hace poco el IOMA puedan con el PAMI”, defenestró el vicepresidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados bonaerense, Pablo Garate, del Frente Renovador, reprodujo La Politica Online.

Marcos Peña ya tuvo un paso turbulento por la Cámara de Diputados –durante la presentación de su informe de gestión- cuando la presidenta de la Comisión de Salud, Carolina Gaillard (FpV), le recriminó que “nos preocupa el ajuste brutal que se está llevando adelante en el PAMI”.

Gaillard también reclamó el control de precios de los medicamentos, pero la respuesta del Jefe de Gabinete fue contundente:

“El gobierno no está de acuerdo con el control de precios de los medicamentos, sino que estamos convencidos de que el instrumento para garantizar los precios de los medicamentos es la libre competencia y acá tenemos una diferencia de concepto”, respondió Peña.

En la suma de propuestas para evitar el naufragio, el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFyB), propuso la “emergencia farmacológica”.

  Entre las cinco medidas incluidas en la emergencia, el titular del SAFyB, Marcelo Peretta, propuso “cumplir con la ley de genéricos y participación de todos los laboratorios, con la competencia, en igualdad de condiciones, de los laboratorios medianos y chicos, y también de los estatales, que producen con la misma calidad y seguridad que los grandes multinacionales”.