LA POSICIÓN DE LA INDUSTRIA

Los laboratorios farmacéuticos se oponen “a la concentración en la comercialización minorista de medicamentos y menos en manos de fondos buitres”, señalaron voceros del sector sobre el conflicto entre Farmacity y los farmacéuticos bonaerenses.

La industria farmacéutica “tiene una posición tomada desde hace tiempo”, señalaron los voceros, sobre la disputa entablada entre la cadena de farmacias que otrora presidió Mario Quintana, actual jefe de Gabinete, y los colegios profesionales farmacéuticos.

Esa posición ha sido de respaldo a las farmacias de barrio y a los colegios profesionales, entablándose algunas batallas mediáticas en el pasado cuando Quintana acusó a la industria de bloquear el ingreso de su cadena al convenio con el PAMI.

Precisamente, uno de los cambios de escenario no es solo la jerárquica ubicación de Quintana en el gobierno de Mauricio Macri.  También incide ahora Sergio Cassinotti, el titular del PAMI,  quien especula que con la amenaza de dejar entrar a Farmacity, podrá atemorizar a los laboratorios durante la discusión del nuevo convenio con la industria, que se pronostica como un campo de batalla.

Cassinotti corre el riesgo de que si apuesta a fondo por Farmacity se le caerá la red de las 14 mil farmacias que atienden actualmente a los afiliados del PAMI en todo el país.

Pero, quizás también especule que la industria y los farmacéuticos no están en condiciones de patear el tablero y después de algunos pataleos aceptarán las nuevas reglas de juego.

“Es obvio que el sistema donde actuamos ellos (los farmacéuticos) y nosotros está siendo atacado por Farmacity y a cada uno le corresponde defenderse en los niveles y ámbitos apropiados, como se sabe que se está haciendo”, afirmaron los voceros de la industria, al definir coincidencias, aunque por caminos paralelos.

Los laboratorios no quieren que Farmacity siga concentrando cuotas de mercado, porque creen que tendría así el poder para imponerles fuertes rebajas”, escribió La Política Online, repitiendo el argumento que durante años se escuchó en boca de Quintana.

Se podría agregar que tal vez Farmacity sueñe con el modelo chileno de dos cadenas concentradas que venden sus propios medicamentos genéricos con la marca de la cadena.

La Política Online confirmó que “al menos por ahora, la gobernadora María Eugenia Vidal no bajó ninguna orden hacia ministros y legisladores respecto de qué hacer con el tema. ‘Es un tema tabú y piantavotos’, dicen desde Cambiemos”.