FUNCIONARIO CANCILLERÍA CONFIRMÓ DEMANDAS DE LA UE

Horacio Reyser Travers, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, admitió que la UE quiere ampliar el plazo de las patentes medicinales a 25 años, al exponer ante los miembros de las comisiones de Comercio e Industria, Ciencia y Tecnología y Relaciones Exteriores del Senado, sobre las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio con Bruselas.

El argumento de los europeos es que esa ampliación compensará las demoras “burocráticas” cuando solicitan las patentes por primera vez ante las autoridades sanitarias de cada país de la región, explicó el funcionario de la Cancillería.

Reyser Travers también comentó que la UE pretende la protección de los datos de prueba por un periodo de tiempo a negociar.

Mercosur respondió que sus esquemas jurídicos respetan la legislación de patentes de la OMPI y aún así la UE “sigue presionando”, explicó el embajador.

Reyser reconoció que “este tema es el más sensible a cerrar” y que los negociadores del Mercosur “tienen en claro que el acceso de los medicamentos a la población, especialmente en el caso de los biosimilares sería imposible por su precio con la política definida por la UE”.

El funcionario dejó abierta una negocación al comentar que una opción sería otorgar un plazo mayor “en casos absolutamente demostrados de atrasos”,  mientras que sobre la protección de datos “no se alterará la política del bloque”, prometió.