BAGÓ: UN AÑO DIFÍCIL PARA LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA QUE SE EXTENDERÁ A 2018

Sebastián Bagó

Sebastián Bagó pronosticó  que 2018 será otro año difícil para la industria farmacéutica argentina. En 2017   el laboratorio nacional finalizará el año con un nivel de ventas por unidades similar a 2016.  O sea, sin signos de crecimiento.

La presentación del libro de Laboratorios Bagó, en esta oportunidad dedicado a los tres Premio Nobel de Argentina, fue como en ocasiones precedentes un espejo que refracta la situación de la industria farmacéutica nacional.

Y este año fue Sebastián  Bagó quien expuso que “2017  ha sido más normal que años anteriores, pero también fue difícil. El mercado sigue reptando y después de un bajón en el primer semestre, en el segundo fue mejor”.

Pero aún con esa remontada “en el mejor de los casos  vamos a terminar en unidades igual que el año pasado, lo que es preocupante”.

Sobre 2018,  pronosticó otro año difícil a causa de la inflación, la presión impositiva y la alta deuda, entre otros condicionantes.

Sebastián Bagó ante la concurrencia pidió que “hay que crecer y para eso hay que aumentar la productividad”.

“Cada uno debe aflojar un poco para consensuar”, propuso Sebastián Bagó  aunque admitió que “los argentinos somos un poco difícil para consensuar”.

En medio de la presentación del libro anual de Bagó estuvo flotando la tragedia del ARA San Juan y Sebastián Bagó  reflexionó:  “espero hacía el futuro que las fatalidades sólo sean fatalidades y no falta de previsión”.

Previamente,  su hermano Juan Carlos Bagó  afirmó que “soy optimista porque hemos llegado a un punto irreversible y hay que pensar en el futuro  porque como dijo el presidente, y yo comparto, es hoy o nunca”.

Entre los cientos de asistentes a la presentación del libro de Bagó dedicado a los Premio Nobel de Argentina, estuvieron el titular de ATSA y miembro de la conducción de la CGT, Héctor Daer,  Carlos West Ocampo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Sanidad,  el periodista Jorge Asis,  el ex ministro de Salud, Alberto Mazza,  el ex senador Eduardo Menem, y el economista Martín  Redrado.

Voceros del laboratorio  Bagó  resaltaron que de la facturación total del laboratorio el 25 por ciento corresponden a las exportaciones  que de alguna manera compensa la caída del consumo local.

A diferencia de la situación del laboratorio en Argentina,  hay signos muy positivos para las filiales en Brasil, México y especialmente en Bolivia, donde lidera el ranking de ventas.

El libro que presentó Bagó está dedicado a Federico Leloir,  Cesar Milstein  y Bernardo Houssay.   El autor de la obra que integra la extensa colección de libros de arte editada por el laboratorio,  es Guillermo  Jaim Etcheverry,  quien fuera rector de la Universidad Nacional de Buenos Aires entre 2006 y 2007.

Jaim Etcheverry  relató el profuso trabajo de investigación que encaró sobre los tres Premio Nobel y que por razones de espacio debió desechar material “como para escribir otro libro”.

Así también mencionó que la búsqueda de material inédito permitió acceder a alrededor de dos mil fotos  de las cuales las más testimoniales han sido incluidas en el libro.