EN ARGENTNA QUIEREN IMPONER UNA VACUNA QUE ES CUESTIONADA POR LA OMS

Visto: 199

El diputado formoseño Martín Osvaldo Hernández presentó un proyecto para que sea incluida en las campañas de prevención contra el dengue la vacuna Dengvaxia del laboratorio Sanofi, aprobada por la ANMAT, pero que ha causado un estrago sanitario en Filipinas y que es desaconsejada por la OMS.

Dengvaxia es la primera vacuna contra el dengue en el mundo pero los expertos de la OMS recomendaron que debería “suspender temporalmente, excepto en circunstancias limitadas, debido a la preocupación de que podría poner a algunas personas en mayor riesgo de enfermedad grave”.

“Ese paso es necesario después de que los estudios mostraron que la vacuna, fabricada por Sanofi Pasteur, puede tener un efecto desafortunado: empeorar, en lugar de prevenir, futuros casos de dengue en algunas personas que no habían sido previamente infectadas”, señaló la advertencia de la OMS.

Los expertos, que incluyen al copresidente de un grupo técnico que asesoró a la Organización Mundial de la Salud sobre la vacuna, dijeron que solo las personas que se sabe que contrajeron la enfermedad, es decir, aquellos cuyos registros médicos confirman una infección previa, deberían recibir la vacuna.

Jeremy Farrar, director de Wellcome Trust y copresidente del grupo asesor técnico de la OMS sobre Dengvaxia, dijo que en este punto, solo a un grupo limitado de personas se le debería ofrecer la vacuna.

La recomendación de la OMS surgió luego de que estallara un escándalo en Filipinas, uno de los dos países del mundo donde se aplicó la vacuna y en donde fueron vacunados alrededor de 830 mil niños. 

El gobierno filipino ordenó detener la campaña de vacunación y exigió el reembolso de 59 millones de dólares que había pagado al laboratorio por las dosis.

Dengvaxia ha sido aprobado en 19 países hasta el momento pero aún no ha sido aprobada en Europa ni en los Estados Unidos.  México, Argentina y Brasil son los países latinoamericanos que aprobaron la vacuna. En Argentina está aprobada desde marzo de 2017.

Su aplicación  ya ha sido suspendida en Filipinas  y Brasil que es el único otro país del mundo que usó Dengvaxia en un programa de salud pública.

Alrededor de un millón de personas han recibido la vacuna,  estimó la doctora Annelies Wilder-Smith, experta en dengue en la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur,  que actualmente trabaja como consultora  para la OMS.

Sanofi también ha propuesto a partir del escándalo en Filipinas que la vacuna solo debe administrarse a personas que previamente se han enfermado de dengue.

Pero la compañía francesa ha sugerido que aún podría permitirse en lugares donde tanta gente se ha enfermado que es razonable suponer que la mayoría se habrá infectado a los 9 años, la edad más temprana en la que se puede administrar la vacuna.

"Proponemos que los profesionales de la salud evaluen la probabilidad de infección previa por dengue en estas personas antes de vacunar y para las personas que no han sido infectadas previamente por el virus del dengue, no se recomienda la vacunación", recomendó Jack Cox, jefe de relaciones mundiales de medios en Sanofi, en declaraciones al sitio  STAT.

En Argentina, el diputado formoseño ha presentado un proyecto legislativo para vacunar contra el dengue a la población comprendida entre 8 y 45 años de edad, mediante la administración gratuita de la vacuna tetravalente Dengvaxia aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (A.N.M.A.T.)”

El proyecto propone que “la distribución de la vacuna se efectuará priorizando a las provincias más amenazadas por la enfermedad, que serán determinadas por el Ministerio de Salud de la Nación, conforme las estadísticas de riesgo endémico”.

El legislador formoseño, una de las provincias más afectadas por el dengue, en su proyecto detalló que “en marzo de 2017, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (A.N.M.A.T.) aprobó la vacuna Tetravalente Dengvaxia para su uso en nuestro país en niños mayores de 9 años y adultos hasta la edad de 45 años”.

Los estudios realizados por la A.N.M.A.T. concluyeron que esta vacuna resulta segura y que demostró, en estudios realizados en población con elevada seroprevalencia, que podría evitar dos tercios de los casos de dengue causados por los cuatro serotipos del dengue” aseguró el diputado nacional formoseño de la UCR.

La efectividad de la vacuna, sin embargo, ha generado más incertidumbres que certezas  desde que los investigadores de la OMS evaluaron los resultados de los ensayos clínicos a lo largo del tiempo. Tres años después de la vacunación, los niños pequeños (de 2 a 5 años cuando fueron vacunados) tenían un mayor riesgo de ser hospitalizados con dengue grave.

El Grupo Consultivo de Expertos en Inmunización de la OMS finalmente recomendó que la vacuna solo se use en personas de 9 años en adelante en lugares donde las infecciones por dengue son muy comunes. 
El panel instó a Sanofi a investigar más sobre la cuestión de qué tan segura es la vacuna en personas que nunca tuvieron dengue. 

El laboratorio francés el 29 de noviembre emitió un comunicado en el que informaba que estaba pidiendo a las agencias reguladoras de los países que habían autorizado a Dengvaxia que cambiaran su etiqueta para señalar que la vacunación no debería recomendarse a personas que no habían sido infectadas previamente.