URUGUAY LE CERRO LA PUERTA A LAS CADENAS DE FARMACIAS

Visto: 2557

El gobierno uruguayo decidió por decreto limitar la expansión de las cadenas de farmacias a un máximo de 15 locales de venta para evitar “un fenómeno de concentración, peligrosísimo en esta área”, advirtió el presidente José Mujica.

    "Todo monopolio, y sobre todo en un país pequeño, termina siendo una fuente de especulación. Y en el caso de las farmacias abre la puerta a sostener de hecho una corriente exportadora y distribuidora, en una cosa tan importante como son los productos médicos, las medicinas para la defensa de la salud de la gente", afirmó el mandatario.
   Mujica explicó que “este decreto no pretende resolver las cosas, es apenas ganar tiempo para sacar una ley de farmacia que se está discutiendo” y que será enviada al Congreso Nacional en el próximo período de sesiones.
   “El peor monopolio es el monopolio de compra que en este caso puede ser un monopolio cuasi en los hechos en cuanto a la importación de los medicamentos. De ahí que tratamos de evitar la concentración excesiva, en intereses que están defendiendo la suya, pero entendemos que mejor es encontrar una sana competencia que se sostenga", subrayó Mujica.
  Las principales cadenas de farmacias de Uruguay son Farmashop y San Roque, que sin embargo podrán mantener sus bocas de expendio ya que el gobierno uruguayo optó por evitar una “desinversión” conflictiva.
Farmashop posee 78 locales en Montevideo y en el interior del país y el año pasado intentó ser adquirida por la argentina Farmacity, aunque finalmente fue comprada por el Fondo Linzor Partners II, que ya poseía en Uruguay la cadena de cines Hoyts.
   El fondo Linzor está integrado por el peruano Tim Purcell y sus y sus socios argentinos Carlos Ingham y Alfredo Irgoin, ex directivos del JP Morgan.
   La cadena San Roque perteneciente a Corporación América, tiene 26 locales distribuidos entre Montevideo y el interior del país.
   El decreto de Mujica establece que el límite máximo será de 15 locales por cadena y en el caso de Farmashop y de San Roque que  ya superan ese límite, se les respetará el número actual de locales habilitados, pero no se les permitirá seguir incorporando bocas de expendio.
   “En el gobierno asumen que era necesario poner un límite, para evitar llegar a situaciones extremas como en Chile o Argentina, donde algunos grupos empresariales a través de las farmacias tenían un control de los medicamentos, explicaron a El Observador de Montevideo, voceros del gobierno uruguay.
El diario uruguayo insistió que se “quiere evitar la formación de un oligopolio que además de vender los medicamentos empiece a influir en la importación de medicamentos”.
   En Uruguay en los últimos años se observó un cambio en el negocio de las farmacias donde compañías internacionales empezaron a comprar los comercios  cambiando la estructura del tradicional negocio familiar para pasar a un sistema más parecido al supermercadismo, señaló El Observador.
   El  10 por ciento de las farmacias responde a ese nuevo patrón y San Roque y Farmashop  son  los ejemplos más visibles del nuevo modelo de negocios, explicaron voceros de los farmacéuticos tradicionales.
   Fernando Cabrera, presecretario del Centro de Farmacias del Uruguay, advirtió que “hoy se está dando una concentración de capitales que está perjudicando a las pequeñas empresas de diferentes países”, al exponer durante una reciente audiencia en la Comisión de Salud del Senado uruguayo.
   En los fundamentos del proyecto, el gobierno uruguayo señaló que “la realidad actual” de las cadenas de farmacias demostró que “es inconveniente para el interés de la salud pública”.
  “Que la actividad de farmacia sea ejercida por agentes que por gozar de posiciones dominantes en el mercado pueda alterar algunas de las variables que rigen la dispensación de los medicamentos, priorizando otros factores que no condicen con el interés general”, agregó el decreto presidencial.
    El decreto impone que los propietarios de las farmacias no podrán ser titulares de registros de especialidades farmacéuticas o marcas que las identifiquen.
  Además se prohíbe la vinculación comercial o profesional de los titulares de las farmacias con clínicas o profesionales de la salud que prescriban especialidades farmacéuticas, a excepción de la farmacia hospitalaria.

Texto completo del decreto presidencial: https://drive.google.com/file/d/0B2YYgmJW8N1Wd0VsQUVzU2RFY1k/edit?usp=sharing