LEGISLATURA DE CIUDAD DE BUENOS AIRES ADHIERE A TRANSPARENCIA PARLAMENTARIA

Visto: 1534

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires adhirió a la Declaración sobre la Transparencia Parlamentaria, un documento elaborado por 17 organizaciones no gubernamentales de ocho países latinoamericanos que propone mejorar la calidad institucional y la participación ciudadana.

   El acta de adhesión a la Declaración sobre la Transparencia Parlamentaria  fue rubricada  entre la autoridad del Cuerpo parlamentario, Cristian Ritondo, y la Directora Ejecutiva de la Red Latinoamericana por la Transparencia Legislativa, María Barón.

   En la apertura del acto, el vicepresidente primero de la Legislatura Cristian Ritondo afirmó que  "nuestro Cuerpo parlamentario es en el ámbito nacional uno de los que tiene mayor grado de transparencia". En este sentido mencionó el sistema electrónico de votación, el registro de presencias en el Recinto de Sesiones, y la metodología que aplica su gestión apuntando a la más amplia participación ciudadana.

   Ritondo destacó que la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires “es muy participativa” y en esa línea "cualquier ciudadano dispone de la primera media hora en las reuniones de las comisiones asesoras para exponer sus inquietudes, así como también puede con la sola presentación de su documento de identidad presenciar las sesiones y participar en audiencias públicas sobre leyes cuyos asuntos requieren doble lectura, o presenciar desde su domicilio en directo las sesiones a través de la Página Web y el Canal de la Ciudad".

   El vicepresidente Primero mencionó que "para difundir nuestra actividad parlamentaria en estos momentos estamos publicando suplementos periódicos en doce diarios de mayor circulación nacional, además hemos hecho más de 980 mil llamadas telefónicas informando a la ciudadanía sobre los derechos que tiene respecto a los boletines de calificaciones escolares y la entrega gratuita de insulina, dos de las leyes que hemos votado por unanimidad".

   También destacó que "estamos avanzado en la digitalización de trámites parlamentarios y administrativos y en la implementación de Internet inhalámbrica dentro de nuestra sede que es Monumento Histórico Nacional". Finalmente, adelantó que invitará a las organizaciones no gubernamentales de Argentina para consensuar un convenio sobre Transparencia Parlamentaria".  

   María Barón destacó que "acabamos de terminar la construcción del Índice de Transparencia que comenzamos en el año 2011 con la participación de cinco países: Argentina, Perú, Colombia, México y Chile con resultados muy interesantes que constituyen una herramienta para la transformación que anhelamos".

   La Red integra a 17 organizaciones de ocho países de Latinoamérica que promueven activamente la transparencia, el acceso a la información y la responsabilidad en los congresos de la región. Trabaja por congresos representativos, accesibles, que rindan cuentas y sean eficaces.

   En 2012, la Red participó de la creación de la "Declaración de Transparencia Parlamentaria", un llamado de las organizaciones de monitoreo parlamentario mediante un conjunto de principios básicos que todo Congreso debería adoptar para ser transparente y permitir la participación ciudadana.

   En la Red participan por Argentina Poder Ciudadano, Directorio Legislativo, Asociación por los Derechos Civiles y CIPPEC.

   La Declaración sobre la Transparencia Parlamentaria está basada en una serie de trabajos realizados por diversas organizaciones de monitorio parlamentario de la sociedad civil, entre ellos la Red Latinoamericana por la Transparencia Legislativa.

   El trabajo de estas organizaciones es coordinado mediante la plataforma OpeningParliament.org. La Declaración final, la cual cuenta con el apoyo de 76 organizaciones procedentes de 53 países (y la Unión Europea), fue lanzada en Roma en la World e-Parliament Conference el 15 de septiembre de 2012, Día Internacional de la Democracia.

   A comienzos del 2013, el Comité de Garantía de Acceso y Transparencia de la Información del Senado de la República de México, hizo suya la Declaración, sentando un precedente para los poderes legislativos de la región. Asimismo, otros Parlamentos, como el de Andalucía, España, decidieron adherir a la Declaración.  

   El propósito de la Declaración es potenciar entre los parlamentos un mayor compromiso con la transparencia y la participación ciudadana en su trabajo, así como garantizar que esta apertura conduzca a instituciones más representativas y, en definitiva, a una sociedad más democrática.

   La Declaración busca principalmente promover una cultura de la transparencia, transparentar la información parlamentaria, facilitar el acceso a la información parlamentaria y permitir el acceso electrónico y de análisis de la información parlamentaria para todos los ciudadanos.