EL POLO FARMACEUTICO, TRABAJO Y DESARROLLO PARA LA ZONA SUR

Visto: 3914

A pasos acelerados y con el objetivo de comenzar a producir antes de fin de año, avanza la construcción el Polo Farmacéutico Buenos Aires, un ambicioso proyecto industrial y tecnológico que permitirá desarrollar la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires y relocalizará a quince laboratorios que actualmente están radicados en diferentes zonas de la ciudad.

Al mismo tiempo, en las cuatro hectáreas vecinas del Parque de la Ciudad y como complemento del Polo Farmacéutico, se está trabajando en  la construcción de un "polo científico y tecnológico" que será el área pública destinada a la investigación biotecnológica concentrada en el descubrimiento de nuevas moléculas.

El Polo Farmacéutico sumará su aporte al desarrollo industrial y generará alrededor de dos mil empleos para la zona sur de la Ciudad, que también se beneficiará con el Distrito Tecnológico que ya ha comenzado a expandirse en torno a Parque Patricios, donde también se construye la nueva sede del Banco Ciudad.

El laboratorio Montpellier aparece como el primero que estará en condiciones de inaugurar su moderna planta dentro del Polo Farmacéutico, una inversión emprendida por los laboratorios, pensando en consolidar la producción de medicamentos en el país.

Además de Montpellier, los laboratorios que comparten el Polo Farmaceútico son Pablo Cassará,  Therabel Pharma,  LKM,  Penn Pharmaceuticals, Laboratorios Mar, Panalab Argentina, Aristón/Higaté/Spedrog, Laboratorio Domínguez, GP Pharma y Omicrón, todos miembros de Cooperala, la cámara de los medianos y pequeños laboratorios argentinos.

“La idea del polo ha sido aglutinar a la industria manufacturera en un mismo predio para relocalizar las empresas que se encuentran en áreas o bien  residenciales o densamente pobladas de la Ciudad de Buenos Aires, asociadas a áreas de investigación”,  explicaron los directivos de Cooperala.

El  Polo Farmacéutico está ubicado en los terrenos delimitados por las avenidas Escalada, Gral. Francisco Fernández de la Cruz y la calle pública paralela a las vías del Ferrocarril Metropolitano -ex Gral. Belgrano- y ocupa un polígono de 15 hectáreas, que pertenecía a la Ciudad de Buenos Aires y que fue rezonificado como área industrial por la Legislatura de Buenos Aires en agosto de 2005 y adquirido por las empresas mediante una Licitación Pública.

El Polo Farmacéutico Buenos Aires fue creado por Ley 1768 sancionada el 11 de agosto de 2005 y su construcción fue aprobada luego de dos años de discusiones, lapso en que se realizaron estudios ambientales y audiencias públicas con los vecinos de Soldati.

Los estudios ambientales realizados garantizarán que el impacto sobre el área sea positivo  y sin ningún riesgo de contaminación para los vecinos, afirmaron los voceros de Cooperala, que durante años cumplieron con los requisitos impuestos por las autoridades y las empresas de servicios públicos para aprobar la instalación industrial.

Asimismo, la autoridad sanitaria, con las normas de calidad que ha establecido para los laboratorios farmaceúticos,  permite garantizar a futuro la calidad  en la manufactura de los medicamentos y la certeza de que se trata de un emprendimiento industrial basado en las tecnologías de punta existentes hoy en el mundo. 

Si bien la industria farmacéutica no es contaminante,  los laboratorios debieron presentar además, cada uno,  los estudios de impacto ambiental junto al proyecto de construcción de sus plantas dentro del Polo Farmacéutico.

La superficie de los terrenos es de 150.00 metros cuadrados destinados a la construcción de las plantas farmacéuticas y otros 20.000 metros cuadrados para toda la obra de infraestructura necesaria para su funcionamiento.

Las obras de infraestructura incluyen la delimitación del perímetro, nivelación, construcción de accesos y calles de circulación interna, acometidas y distribución de los servicios públicos y desagües de las parcelas, mantenimiento, iluminación y parquización.