UNA DE CADA TRES MUJERES MUERE POR ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

Visto: 442

Campaña Nacional por la Salud Cardiovascular de la Mujer, del 26 de agosto al 26 de septiembre

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina, 1 de cada 3 mujeres muere por enfermedad cardiovascular. Este índice supera la cantidad de muertes por accidentes o cáncer.

Bajo el lema “Hagámosle frente a la enfermedad cardiovascular: podemos prevenirla” los especialistas de la Federación Argentina de Cardiología lanzan su Campaña Nacional Anual de Prevención Cardiovascular en la Mujer, y alertan sobre el desconocimiento de los factores de riesgo y síntomas en las mujeres más jóvenes.

Hoy una de cada tres mujeres en la Argentina muere por una enfermedad cardiovascular: infarto de miocardio, ACV y demás causas, que son prevenibles evitando los principales factores de riesgo. Tras la edad de la menopausia la prevalencia de enfermedad cardiovascular (ECV) comienza a aumentar en las mujeres y los síntomas pueden presentarse diferentes a los del varón: «La ECV suele aparecer estadísticamente más tarde en las mujeres que en varones, pero cuando aparece, en general es producto de la acumulación de factores de riesgo como la presión arterial alta, la obesidad, el colesterol, el sedentarismo o la diabetes, que ya estaban instalados previamente pero a los que tal vez no se prestó atención debido a la falsa idea de estar “a salvo”, cuando ahí es en realidad donde están las mayores oportunidades para la prevención», señaló el Dr. Jorge Camilletti, médico cardiólogo y presidente de la Federación Argentina de Cardiología (FAC).

Hagámosle frente a la enfermedad cardiovascular: podemos prevenirla”, es el lema de la Campaña Nacional Anual por la Salud Cardiovascular de la Mujer que la FAC llevará a adelante este año entre el 26 de agosto y el 26 de septiembre.

«El objetivo de esta Campaña es tomar conciencia de que los problemas cardiovasculares son la principal causa tanto de enfermedad como de muerte en las mujeres, pero se puede prevenir con hábitos de vida saludables y controlando los factores de riesgo», explica la Dra. Mildren del Sueldo, médica cardióloga (M.N. N° 19.060 – M.P. Córdoba N° 5.866), presidenta del Consejo de Cardiopatías de la Mujer en la Sociedad Interamericana de Cardiología y miembro de la FAC.

A su vez, la especialista de la FAC aclara: «Es cierto que la posibilidad de tener una ECV en la mujer aumenta con los años, especialmente después de los 55, y que el principal factor de riesgo en las mujeres sigue siendo la edad, pero creemos que no se ha visibilizado lo suficiente el riesgo de padecerla en cualquier etapa de la vida, incluso en los grupos etarios jóvenes» «Según estadísticas realizadas en otros países, aunque suponemos que son muy similares a lo que pasa en el nuestro, hay un estancamiento en la disminución de la mortalidad en las mujeres más jóvenes con ECV, y es posible que eso se deba a que muchas veces no se la reconoce a esa edad y, por lo tanto, no se actúa en consecuencia», sostuvo la Dra. Del Sueldo, que además es directora de “Mujeres en Rojo Argentina”, la rama local de la iniciativa internacional “Go Red for Women”, impulsada por la American Heart Association (AHA) que instala al color rojo como distintivo de la lucha por la prevención de la ECV en las mujeres. En Argentina, la campaña es llevada adelante por la FAC con la colaboración de los laboratorios Bayer y Teva y estará presente en redes sociales con el hashtag #ElegiRojoporlaMujer.

Durante esta Campaña Nacional, se recolectarán firmas para promover la aprobación de una Ley Nacional para establecer un Día de Concientización sobre la Salud Cardiovascular en la Mujer, un proyecto que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados desde noviembre de 2017 y espera sanción definitiva: «Esto apunta a que cada 26 de agosto se les recuerde a todas las mujeres que así como en el mes de octubre deben hacerse los chequeos ginecológicos, deben hacerse también los controles de salud cardiovascular, para saber si tiene algún tipo de trastorno a nivel cardíaco y chequear también todos los factores de riesgo».

«La ECV es la primera causa de muerte en la mujer en todo el mundo y pese a esta realidad el riesgo de ECV continúa siendo subestimado en mujeres, cosa que se evidencia ante la creencia de algunos profesionales de la salud y de la población en general, que las mujeres tienen menos probabilidades de padecer una enfermedad cardíaca o factores de riesgo de ECV que los hombres», puntualizó la Dra. Judith Zilberman, médica cardióloga (M.N. N° 82159) especialista en hipertensión arterial y expresidente del Comité de Salud Cardiovascular de la Mujer de la FAC.

«Lo más preocupante es que las mujeres no saben que están en alto riesgo de ECV, porque durante demasiado tiempo se pensó que el infarto o la insuficiencia cardíaca era algo que sólo le podía pasar a los hombres», señaló por su parte la Dra. Narcisa Gutiérrez Carrillo (M.P. n°2293 – Salta), expresidente de la FAC y miembro del Comité de Salud Cardiovascular de la Mujer en la Federación. Otra de las razones por las que las mujeres consultan al cardiólogo menos de lo que deberían es que los síntomas de ECV son diferentes que en los varones, y menos conocidos: «En la cardiopatía isquémica o angina de pecho, que tiene que ver con el riesgo de que llegue menos sangre al corazón porque se tapan las arterias, el síntoma más frecuente que siempre se ha descripto, que es el dolor de pecho opresivo, con sensación de muerte inminente y que es tan específico en los hombres, por lo general en las mujeres no se da con la misma frecuencia», indica la Dra. Gutiérrez Carrillo. Por el contrario, «muchas veces en las mujeres el hecho de sentirse débiles, o de tener esa sensación de angustia, con dolores en el cuello, en la mandíbula, en los brazos o en la boca del estómago, muchas veces es síntoma de problemas coronarios». Ese tipo de síntomas, en apariencia inespecíficos, dice la especialista, deben ser motivo urgente de consulta al médico.

Estadísticamente, la ECV puede aparecer diez años después que en los varones, pero la causa son los factores de riesgo que venía acumulando en los años previos: «Si las mujeres desconocen su presión arterial, sus niveles de colesterol, sus niveles de azúcar en la sangre, e ignoran que el hecho de estar con sobrepeso y no hacer actividad física les hace tanto daño como o más que a los hombres, es muy probable que lleguen a la menopausia con todas las condiciones para que la enfermedad crónica ya esté establecida», dice la doctora Carrillo. «Y si además es diabética –agrega–, a la mujer le va estadísticamente hasta tres o cuatro veces peor que al hombre con la ECV».

«Hay un gran desconocimiento sobre el tema, porque al pasar la edad de la menopausia las mujeres nos igualan y nos sobrepasan en cuanto al número de muertes por ECV», explicó por su parte el Dr. Sergio Giménez, presidente de la Sociedad de Cardiología de Mendoza y miembro de la FAC (M.P. N°5679 – Mendoza). «Sólo una de cada diez mujeres sabe que la ECV es más frecuente en ellas, y prácticamente nadie sabe que se mueren ocho veces más mujeres por ECV que por cáncer de mama», expresó el especialista. El Dr. Giménez recuerda que además de estar sometida a los mismos factores de riesgo que el varón, en las mujeres se agregan otros como son la menarca precoz (antes de los 11 años de edad), la menarca tardía (haber comenzado a menstruar después de los 15 años), una menopausia precoz, haber padecido hipertensión relacionada con el embarazo o diabetes gestacional, enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea, o haber recibido tratamientos radiantes para cáncer de mama del lado izquierdo.

La Dra. Judith Zilberman, médica cardióloga (M.N. N° 82159) especialista en hipertensión arterial y expresidente del Comité de Salud Cardiovascular de la Mujer de la FAC, advierte que si bien la edad, la genética individual y los antecedentes familiares de ECV son factores de riesgo que no se pueden modificar, hay un enorme abanico de condiciones que sí se pueden modificar para prevenirla. Para eso recomienda mantener una dieta con bajo contenido de sal (sodio), baja en grasas saturadas y con poco consumo de alcohol. Realizar ejercicio o caminar 30 minutos por día ayudará a mejorar el peso, evitar la obesidad y controlar factores de riesgo como la hipertensión arterial y el exceso de colesterol LDL o “malo” y de triglicéridos. Por último, una vez que la mujer está diagnosticada con ECV, es muy importante que no suspenda el tratamiento indicado por el médico.

La Campaña Anual de la FAC

Además de la recolección de firmas para seguir impulsando la Ley de Concientización y que su media sanción no pierda vigencia, la Campaña Nacional Anual de la FAC contará con dos grandes eventos dirigidos a profesionales médicos, uno en la ciudad de Mendoza y otro en Buenos Aires, con los que se busca que el tema de la prevención cardiovascular no quede sólo como cuestión de los especialistas en Cardiología, sino que trascienda a todas aquellas especialidades que atiendan a los factores de riesgo en mujeres: Clínica Médica, Medicina Familiar, Diabetología, Nutrición, Ginecología y muchas otras.  También habrá programadas charlas a la comunidad y actividades al aire libre en Mendoza, San Luis, La Pampa, Córdoba y Salta durante el transcurso de la Campaña.

Diez medidas clave para cuidar el corazón de la mujer

¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de enfermedad cardíaca? Los especialistas de la Federación Argentina de Cardiología resaltan la importancia del control de los factores de riesgo desde edad temprana, basado en los siguientes puntos:

- Controle su presión arterial: La presión arterial alta (hipertensión arterial) es un importante factor de riesgo para las enfermedades del corazón.

- Mantenga sus niveles de colesterol y triglicéridos bajo control. Los niveles altos de colesterol pueden obstruir sus arterias y aumentar su riesgo de enfermedad cardiovascular. 

- Mantenga un peso saludable. Tener sobrepeso u obesidad aumenta su riesgo cardiovascular y disminuye su calidad de vida.

- Aliméntese con una dieta adecuada. Trate de limitar las grasas saturadas, los alimentos ricos en sodio y azúcares agregados. Coma Haga ejercicio regularmente. El ejercicio tiene muchos beneficios puede ayudarle a mantener un peso saludable y bajar el colesterol y la presión arterial.

- No fume. El tabaquismo aumenta considerablemente más el riesgo cardiovascular en la mujer con respecto al hombre y sobre todo en la mujer que toma anticonceptivos.

- Controle la diabetes ya que en la mujer aumenta mucho más el riesgo cardiovascular.

- Identifique situaciones de estrés y trate de evitarlas.

- Duerma el tiempo suficiente para descansar. Lo ideal es entre 6 a 8 horas.

- Mantenga una actitud positiva ante vida y disfrútela.

 

Acerca de la Federación Argentina de Cardiología 

La Federación Argentina de Cardiología es una Institución científica que tiene más de cincuenta años. Está presidida actualmente por el Dr. Jorge Camilletti. La FAC Está compuesta por 38 Sociedades y delegaciones y 22 Comités Científicos de Subespecialidades y 11 Secretarías. Es miembro pleno de la World Heart Federation y el año pasado formalizó el acuerdo del convenio con la iniciativa GO RED; mujeres en rojo.  Realiza además campañas de concientización hacia la comunidad, este año se dedicará a los niños, las mujeres y la familia y la habitual Cien Mil Corazones para un cambio saludable. www.fac.org.ar