CADENA DE FARMACIAS PAGARÁ 230 MILLONES DE INDEMNIZACIÓN POR LA CRISIS DE LOS OPIÁCEOS

Visto: 280

La cadena de farmacias Walgreens pagará 230 millones de dólares a la ciudad de San Francisco por su responsabilidad en la crisis de los opiáceos que ha provocado miles de muertos en Estados Unidos.

Se trata de un acuerdo histórico para tratar de frenar una situación que ha matado a más de 2.300 personas desde 2020 en San Francisco, casi el doble que los muertos que dejó la pandemia.

Walgreens, un gigante valorado en casi 27.000 millones de dólares y con 8.721 farmacias en todo el país, llegó al acuerdo nueve meses después de que un juez federal lo encontrara culpable de haber dispensado miles de fármacos con recetas de origen dudoso y que en muchos casos desembocaron en sobredosis y muertes accidentales.

El primer pago de 57 millones de dólares está previsto para junio de 2024, según confirmó David Chiu, el fiscal general de San Francisco.

El resto se abonará a lo largo de ocho años, unos fondos que irán directamente a la lucha contra una epidemia que no parece haber alcanzado su punto álgido.

Solo en los tres primeros meses de este año, las muertes por sobredosis han aumentado un 41% en San Francisco, sin una explicación de la escalada.

Es un fenómeno que la primera potencia mundial lleva padeciendo desde hace décadas. Si hace 20 años los muertos estaban en torno a los 16.000 al año, 2020 se cerró con 68.000 y 2021 lo superó con creces: 107.000 víctimas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC).

Es decir, que cada cinco minutos muere una persona por sobredosis de opiáceos en Estados Unidos.

"Los opiáceos han causado estragos en nuestra nación, lo que ha provocado un sufrimiento inmenso y daños incalculables", indicó Chiu tras hacer oficial el acuerdo.

Por su parte, la alcaldesa de San Francisco, London Breed, aplaudió el esfuerzo de Chiu y su equipo durante un caso "que nos ayudará a seguir enfrentando el devastador impacto que tienen los opiáceos en nuestra ciudad y nuestro condado".

La demanda no solo fue contra Walgreens. En 2018 San Francisco emprendió acciones legales contra distribuidores, dispensarios y farmacéuticas, aunque Walgreens era la única parte del litigio que aún no había alcanzado un acuerdo, condenado a pagar la cantidad más alta a una ciudad o Estado en un caso legal sobre opiáceos.

De acuerdo al juez Charles Breyer, la cadena farmacéutica con sede en Illinios ha sido responsable de una parte significativa de las crisis de la drogas de San Francisco. Entre 2006 y 2020 distribuyeron más de 100 millones de calmantes con "recetas sospechosas" y no hicieron nada para verificar que había un médico detrás.

"Estaban más preocupados por el beneficio que por cumplir con sus obligaciones legales", indicó Chiu. "No les dieron tiempo a sus farmacéuticos para llevar a cabo la debida diligencia, presionando a sus farmacéuticos para que despacharan, despacharan, despacharan", completó el juez.