ESPECIALISTAS REIVINDICAN EL ROL DE LOS TRABAJADORES DE LA SALUD EN LA PANDEMIA Y ADVIERTEN SOBRE NUEVOS RECORTES EN SALUD

Visto: 313

El Primer Congreso Internacional de la Asociación Argentina de Salud Pública (AASAP) expresó la necesidad de que a la salida de la pandemia el sector salud siga sosteniendo "el protagonismo y la mística" que evidenció durante la emergencia, al tiempo que instó a los diferentes espacios políticos a quitar de sus plataformas electorales "el achicamiento presupuestario del sector y la desjerarquización" del ministerio de Salud de la Nación.

El Congreso Internacional fue inaugurado en Buenos Aires, con los discursos de funcionarios de las áreas de salud de varias jurisdicciones y más de 1.200 participantes.

La mesa de apertura estuvo encabezada por el presidente de la AASAP, Arnaldo Medina, a quien acompañaron la vicepresidenta de la entidad, Alejandra Sánchez Cabezas; el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; la secretaria de Calidad en Salud de la Nación, Sandra Tirado; el subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria de la CABA, Gabriel Battistella; el presidente de la Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública, Luis Eugenio de Souza, y la representante en Argentina de OPS/OMS, Eva Llopis.

En su intervención, Arnaldo Medina enfatizó que “cada uno de nosotros nos sentimos orgullosos por todo lo que hicimos durante la pandemia”.

Medina destacó que “hacemos este congreso en homenaje a los trabajadores y trabajadoras de la salud que perdimos durante la emergencia, que seguramente hoy estarían aquí acompañándonos”, lo que motivó el aplauso cerrado de la concurrencia.

El titular de AASAP dijo que “la pandemia mostró la inviabilidad de las propuestas que tienden a disminuir los recursos en salud y el poder de los ministerios”,

Por eso, “exigimos a todos los espacios políticos que participan de la campaña electoral que retiren de sus propuestas la posibilidad de disminuir la jerarquía del Ministerio de Salud”, agregó.

Medina reconoció que “la salud es un campo de tensión con poderosos intereses en juego, en el que cada uno de nosotros nos sentimos en una trinchera desde la cual militar”.

Medina reseñó que durante los más de diez precongresos realizados en todas las regiones del país “tratamos el problema de los recursos humanos en salud, recogimos el malestar que los atraviesa y nos comprometimos a llevar adelante políticas para que los trabajadores de la salud puedan sentirse importantes”.

Los participantes colmaron el salón principal del salón de eventos “Palais Rouge”, en el barrio porteño de Palermo, donde podrán acceder hasta este viernes a casi 80 diferentes paneles temáticos, a más de 350 trabajos, posters, stands y talleres participativos.

El congreso sesiona bajo el título “Una salud: para una Argentina con equidad”, un enfoque impulsado desde hace dos décadas en ámbitos académicos, y que ha tomado con fuerza la propia Organización Mundial de la Salud. El paradigma entiende a la salud humana y a la sanidad animal como interdependientes, a partir de su vinculación en el contexto de los ecosistemas en los cuales coexisten.

Sánchez Cabezas sostuvo que la AASAP tiene el “fuerte propósito de apoyar a todos los gobiernos que se comprometan con la salud pública”, y añadió que “estamos para construir con un fuerte anclaje teórico y académico, pero con un anclaje mucho más fuerte en el territorio”.

La vicepresidenta de la entidad anunció la vocación de trabajar “con los pueblos indígenas para que nos enseñen a cuidar la tierra; con las personas con discapacidad, para que nos enseñen a hacer un mundo más amable; con las personas víctimas de violencias, para que nos enseñen a resistir y a sobrevivir; con las diversidades sexuales, para que nos enseñen a hacer un mundo más feliz y colorido; con todas la provincias, con todas las personas que no tienen privilegios, ellos y ellas nos van a enseñar a hacer un país mejor”.

“Esperamos que la salud pública no sea sólo un espacio para reparar daños, porque eso es insuficiente: por el contrario, queremos que sea un espacio de transformación social, porque si no lo hacemos nosotros ¿quién lo va a hacer?”, interrogó Sánchez Cabezas.

A su turno, el ministro Kreplak puso de relieve el fuerte impulso que la actual comisión directiva imprimió a la AASAP, y destacó que “es necesario discutir una profunda, estructural e integral reforma del sistema de salud, que no puede ser una discusión palaciega, de dirigentes o un proyecto que traiga asociado algún sector implicado en el flujo de financiamiento sino popular”.

“Y para que sea popular, los que tenemos responsabilidades debemos hacer el esfuerzo de construir los ámbitos para que se den estas discusiones”, propuso el ministro bonaerense.

El funcionario agregó que “durante mucho tiempo en Argentina se pensó que la salud pública era aquella que tenía que ver sólo con el Estado, y es un error muy grande, porque la salud pública es la de todo el pueblo”.

“Hasta hace muy poco tiempo en nuestro país se pensaba que la salud pública sólo correspondía a los hospitales o los centros de salud, y hoy entendemos que hay que incorporar a todos los sectores en esa discusión, tengan el financiamiento que tengan”, señaló Kreplak.

“No hay muchos sectores de la vida social común que tenga la capacidad movimientística que tiene el espacio de la salud, que nos podamos juntar a discutir sobre lo que nos está sucediendo y, sobre todo, hacia dónde queremos ir”, indicó.      

Para Sandra Tirado, “esta convocatoria demuestra que somos muchos los que consideramos a la salud pública como esencial en las políticas públicas”.

La funcionaria añadió que “tenemos que tener un Estado presente que pueda dar contención a todos los derechos que desde la salud pública sabemos que militamos y conseguimos, y que tenemos que seguir defendiendo”.

“Se aprende más de las crisis que de los momentos habituales, y la pandemia evidenció que la salud pública tomó un liderazgo que si no hubiera sido de esa manera los resultados hubieran sido otros”, expresó Gabriel Battistella.

El funcionario porteño indicó que “estuvimos en las tapas de los diarios durante tres años, y es nuestra obligación que la salud se mantenga en la agenda de los políticos y de los medios”.

Luis Eugenio de Souza anunció que “la AASAP es el miembro más nuevo de la Federación Mundial de Asociaciones de Salud Pública, y confió en que los aportes “de los sanitaristas de Argentina contribuirán al fortalecimiento de la salud pública a nivel global”.

“Es un lujo tener reunido aquí a este capital humano para pensar el futuro, ahora que se declaró el fin de la pandemia”, manifestó Eva Llopis, quien pidió atender las lecciones aprendidas, “aquellas cosas que hicimos durante la pandemia y funcionaron, y cómo crecemos y construimos a partir de eso”.

En tal sentido, mencionó la “intersectorialidad y la pluralidad de actores con nexos entre salud, economía, ambiente y los sectores público y privado, las innovaciones que se vieron en todos los países en las tecnologías sanitarias digitales y cómo asegurarnos que la creación de evidencia se transforme en políticas que se sostengan, y el cierre de las brechas e inequidades en el acceso a recursos como vacunas e insumos”, indicó la representante de OPS/OMS.