QUIEN SERA EL MINISTRO DE SALUD DESPUES DE DICIEMBRE DE 2015?

Visto: 8213

Los candidatos presidenciales comienzan a delinear quienes pueden conducir sus equipos de salud a partir de diciembre 2015 con el nuevo gobierno. Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri no han anticipado cual será el rumbo de su gestión en materia sanitaria, pero algunos tienen profesionales en su entorno  como para vislumbrar las políticas sanitarias que se aplicarán en el futuro.

Si Daniel Scioli fuese el presidente a partir del próximo turno, hay una certeza: el actual equipo del IOMA encabezado por Antonio La Scaleia se mudará a la Nación para encargarse de áreas claves, como el PAMI, la ANMAT y el Iname.
  Scaleia es actualmente el presidente del Consejo de Obras Sociales Provinciales (cosspra), un puesto de sustancial importancia para sumar apoyos desde el interior del país.
   Scioli no anticipó quien podría ser su ministro de Salud, pero Alejandro Collia, su actual ministro de Salud bonaerense, aparece como una de las primeras opciones.
  Al margen del hombre que ocupe el Ministerio de Salud, Scioli y sus equipos bonaerenses han ratificado su compromiso con la prescripción por genéricos, mantienen una fluida relación con el colegio farmacéutico provincial y desde el IOMA han expresado su malestar con la industria multinacional por la introducción en el mercado de medicamentos de alto costo que termina pagando el Estado, ya sea a través del PAMI o de los reintegros a las obras sociales.
  Sergio Massa ha sumado a sus equipos a Rubén Torres, ex director de la SSS y actual rector  de Isalud, la usina de pensamiento de las políticas sanitarias que comenzaron a aplicarse con Ginés González García. 
  Torres participó en agosto pasado de la jornada organizada en la Cámara de Diputados en respaldo a la modificación a la Ley de Genéricos, proyecto que en esos días ocupaba la agenda parlamentaria.
  Torres, director de la SSS en tiempos del ministro Gines González García, durante su intervención apoyó la modificación a la ley de prescripción por nombre genérico que alentaban los legisladores del oficialismo,  pero expuso algunas incertidumbres sobre su verdadera eficacia.
  Para Torres, la clave del gasto en salud está en los desembolsos del PAMI y las obras sociales, proponiendo que es por ahí, que hay que ajustar los gastos.
  Mauricio Macri no ha anticipado sus políticas sanitarias, excepto por su decreto 98/14 que autorizó la farmacia polirrubro al estilo de Farmacity, promulgado a comienzos de 2014. Es de esperar que Macri presidente, eliminará las trabas para que la cadena de farmacias puede instalarse en todo el país.
  El Alcalde de  Buenos Aires también había asumido el compromiso con las cámaras industriales de no fomentar la producción pública, pero en la práctica los legisladores del PRO favorecieron la aprobación de la Ley de Producción Pública en el Congreso.
En los últimos días, ha trascendido que desde el PRO intentaron incorporar a sus equipos de trabajo a Carlos Chiale, recientemente cesanteado de la ANMAT. Chiale está trabajando actualmente en Isalud, o sea más cerca de Torres y en consecuencia de Massa, que del Jefe de Gobierno porteño.
El interrogante es para que candidato peronista “jugará” Gines González García, que sigue siendo un referente de peso por su prestigio y su ubicación privilegiada desde Isalud y otras entidades vinculadas al sector.
“Ginés volvió al redil”, comentaron en La Plata cuando en diciembre pasado participó de la jornada en apoyo a la Ley de Prescripción de Genéricos en la provincia de Buenos Aires, de la que había sido uno de los precursores cuando fue ministro de Salud provincial.
“Volver al redil” significaba acercarse a las filas de Scioli, luego de haber coqueteado con Massa. Pero la lectura no es tan lineal.
  Durante las elecciones legislativas de 2011, un sobrino de Gines González García y el intendente de San Nicolás y ex ministro de Salud bonaerense, Ismael Pasaglia, apoyaron públicamente a Massa.
  A partir de ese momento se mencionó con insistencia el enojo presidencial y desde la Casa Rosada anticiparon que sería reemplazado como embajador en Chile, puesto que conservó por mediación de la presidenta Michelle Bachelet, a quien está asesorando sobre la reforma del sistema de salud en ese país.
Además, González García y Rubén Torres comparten una amistad desde hace décadas que se expresa, justamente, a través de la dirección de Isalud.
Otro interrogante es con quien “jugará” Unidos y Organizados en la Salud, la corriente kirchnerista que lidera el viceministro Daniel Gollan,  que más allá del presidente electo, su propuesta es instalar políticas de Estado durante el último año de gestión, que pervivan a los cambios presidenciales y se prolonguen en el tiempo.
 Unidos y organizados obviamente acompañará al candidato que designe la presidente Cristina Fernández para las PASO: Luego,  todo indica que están mas cerca, en propuestas y proyectos, de los actuales equipos sciolistas que anidan en La Plata.