INDUSTRIA PREOCUPADA POR PATENTES Y CONVENIO PAMI

Visto: 1054

Los laboratorios nacionales desconocen que ofertará el gobierno argentino a partir del viernes próximo sobre propiedad industrial a la UE en Bruselas para avanzar en un TLC, mientras que al mismo tiempo y a nivel local las cámaras del sector avanzan en la redacción de un nuevo convenio con el PAMI para negociar a partir de diciembre. El organismo no cumplió con el cronograma de pagos y se repite la historia de los últimos meses.

Los laboratorios nacionales han expresado una posición enfática: ninguna negociación con la UE sobre propiedad intelectual debe pasar la línea roja del Acuerdo Trips de la OMC. Algo así como el Río Rubicón en tiempos del Cesar. Aquel río tenía especial importancia en el derecho romano, como el Acuerdo Trips en estos días. Y sin embargo, Cesar lo cruzó y desató la Segunda Guerra Civil de la República.

Las autoridades de la Cancillería, Comercio y Producción han escuchado a las cámaras de los laboratorios nacionales, pero no han sido elocuentes ni explícitas en informar que se proponen negociar cuando a partir del viernes comience el intercambio de ofertas en  Bruselas en el marco de las negociaciones por un TLC entre el Mercosur y la UE.

El gesto positivo es que invitaron a las cámaras industriales a viajar junto con la delegación oficial a la cumbre prevista en la capital administrativa y política de la UE.

La preocupación sobre el curso de las negociaciones se ha acrecentado desde la resolución 56 del INPI que admite patentes importadas y que ha sido impugnada ante la justicia por las cámaras de los laboratorios nacionales.

El senador nacional Juan Mario Pais (FPV-Río Negro) presentó un pedido de informes sobre la resolución 56 que en su opinión  “abre puertas a patentes extranjeras de medicamentos sin control nacional”.

Coincidente con los ex ministros de Salud Ginés González García y Daniel Gollán, el senador rionegrino consideró que “la resolución 56 del INPI implica un eventual impacto negativo en el ámbito de la industria estratégica de los medicamentos”.

A pesar del escenario “favorable” que habilita la resolución 56 para tentar a los laboratorios europeos, es difícil que la UE acepte discutir los subsidios agrícolas, por lo tanto la negociación podría empantanarse como viene sucediendo desde hace una década. Para los expertos, entregar patentes a cambio de nada sería un acuerdo nefasto e impresentable para refrendar en el congreso.

No es lo único que genera dolores de cabeza. El PAMI incumplió con el pago de la tercera cuota de 1.250 millones de pesos acordada con la industria para saldar la deuda de arrastre y tampoco había depositado la cuota de la primera semana de octubre, por las prestaciones presentes.

El convenio PAMI tiene vigencia hasta diciembre. Y luego….la incógnita. Por eso, las cámaras han comenzado a debatir un nuevo modelo de convenio, para cuando llegue el momento de sentarse a negociar lo que vendrá en 2017.

Otro eventual frente conflicto, especialmente con  la industria extranjera, se abrió con sendas presentaciones que la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM), realizó ante la ANMAT y el Ministerio de Salud para denunciar que los medicamentos de alto costo en Argentina se venden hasta 332 por ciento más caro que en Reino Unido o España. En la lista incluyeron Enbrel, Erbitux, Avastin, Humiera, Glivec y Lembrada, entre otros.

“la Industria Farmacéutica al no existir un marco regulatorio que exija que el precio del medicamento tenga directa relación con sus costos y/o su comparación con otros países y/o su efectividad terapéutica lo realiza únicamente con un interés  de incrementar sus ventas, su acción favorita de marketing es fijar los precios por el "máximo valor tolerable por el mercado", señaló la presentación de la AAPM que prosigue –también sin avances significativos- la discusión de su paritaria anual con pronóstico incierto.
Coincidentemente, Jami Rubin, prestigiosa analista de Goldman Sachs, escribió hace pocos días que “es hora de que los fabricantes de medicamentos para dejar de depender tanto de los aumentos de precios para aumentar las ventas”.

El comentario está incluido en un reciente análisis sectorial dirigido a los inversores del sector farmacéutico estadounidense.