Escándalo en EEUU: Sanders denuncia colusión de precios de insulina

Visto: 1544

El senador demócrata Bernie Sanders denunció ante el Departamento de Justicia de Washington a los laboratorios Eli Lilly, Novo Nordisk y Sanofi por presunta colusión de precios y, a pocas horas de las elecciones presidenciales, el  episodio tensó aún más la relación entre Pharma y la candidata Hillary Clinton. 

Sanders requirió una investigación del Departamento de Justicia y de la Federal Trade Commission sobre la presunta colusión entre los tres laboratorios para acordar durante años el precio de la insulina en Estados Unidos.

La presentación se concretó el jueves previo a la elección presidencial y el senador, que instaló el tema del precio de los medicamentos durante la campaña electoral, a  principios de semana ya había propuesto varias preguntas a través de su cuenta Twitter sobre el precio de la insulina a lo largo de los años.

Sanders y el representante demócrata Elijah Cummings, su frecuente socio en los ataques contra las compañías farmacéuticas enviaron una carta a los reguladores de la comisión Federal y al Departamento de Justicia.

En su denuncia señalaron que los precios han aumentado significativamente a lo largo de los años, pero, lo que es más importante, acusaron de que los aumentos de los precios han ocurrido a menudo en los mismos tiempos.
 
"No sólo estas compañías farmacéuticas elevaron los precios de la insulina de manera significativa -a veces de dos dígitos durante la noche- en muchos casos los precios aparentemente aumentaron en tándem", denunciaron Sanders y Cummings.
 
Citando la información del centro de  investigación SSR Health, los legisladores demócratas acusaron que los precios de Lantus de Sanofi y Levemir de Novo, líderes en el mercado de insulina de acción prolongada, han aumentado esencialmente al mismo tiempo 13 veces desde 2009.
 
Lilly respondió que “estamos muy en desacuerdo con las acusaciones de la carta. El mercado de insulina en los Estados Unidos es altamente competitivo”. La multinacional estadounidense aseguró que adhiere a “los más altos estándares éticos”.
 
Novo Nordisk aseguró que se ha comprometido “a desarrollar medicamentos innovadores para los pacientes con diabetes. Establecemos el precio de estas medicinas que salvan vidas de forma independiente y luego negociamos con los pagadores para asegurar que los pacientes tengan acceso a ellas. Mantenemos nuestras prácticas comerciales y nuestros esfuerzos para mejorar las vidas de los pacientes con diabetes".
 
La farmacéutica danesa pronostica la caída del precio de su insulina a partir del año próximo y está recortando alrededor de 1.000 puestos de trabajo en todo el mundo ante los menores beneficios.
 
Sanofi dijo no había aumentado el precio de lista de Lantus desde noviembre de 2014.
 
La carta de Sanders recordó que en 2010, Lilly otras tres compañías fueron multadas por la comisión antimonopolio de México por acordar entre sí las ofertas ganadoras para los contratos del gobierno para comprar insulina “inflacionando artificialmente los precios al aceptar no competir ".