LA FAMILIA SACKLER LLEGA A UN ACUERDO CON OCHO ESTADOS PARA RESOLVER LAS DEMANDAS POR OXYCONTIN

Visto: 1151

Los miembros de la familia Sackler y Purdue Pharma llegaron a un acuerdo con los fiscales generales de ocho Estados y el Distrito de Columbia, quienes se han resistido durante mucho tiempo al plan de quiebra del fabricante de OxyContin, un medicamento legal que provocó una grave crisis de salud pública en Estados Unidos con más de medio millón de muertos.

Según el nuevo acuerdo, alcanzado después de semanas de mediación, los Sacklers pagarán hasta 6 mil millones de dólares en efectivo para ayudar a las comunidades a abordar el daño causado por la crisis de los opiáceos.

A cambio, los miembros de la familia Slacker estarán protegidos de las demandas civiles que alegan que alimentaron la epidemia de opioides en Estados Unidos que provocó más de 500.000 muertes por sobredosis de opioides durante dos décadas.

El valor del trato podría crecer a medida que los miembros de la familia vendan activos adicionales.

Según el plan, Purdue Pharma surgirá como una nueva empresa, Knoa Pharma LLC, y será supervisada por el National Opioid Abatement Trust.

El anuncio se produce una semana después de un acuerdo histórico de 26 mil millones de dólares por parte de los tres distribuidores de medicamentos más grandes de Estados Unidos,  AmerisourceBergen, Cardinal Health y McKesson, y Johnson & Johnson por su papel en la crisis de los opioides. Otros fabricantes, distribuidores y minoristas, incluidos CVS, Walgreens y Walmart, siguen siendo acusados en casos de opioides.

El acuerdo no e suficiente para los padres de los niños y adolescentes afectados que dicen que la familia Slacker ha escapado a la responsabilidad y seguirá siendo rica.

En abril de 2019 cientos de estadounidenses protestaron en Washington contra la FDA y al Departamento de Salud (HHS),  por no haber reaccionado a tiempo contra la “epidemia de opiáceos”.

Durante la protesta en Washington frente a un edificio federal del HHS, los manifestantes encabezados por familiares de las víctimas, colocaron una escultura consistente en una cuchara de metal fundido de 800 libras, que simulaba una dosis de heroína y estaba estampada con el logotipo de la FDA.

Los manifestantes recriminaron a la FDA por su política de tolerancia con los opioides que se expresó en el pasado con el OxyContin y fue ratificada en noviembre de 2018 con la aprobación de Dsuvia, un fármaco contra el dolor mil veces más potente que la morfina.

El acuerdo anunciado por los fiscales generales está sujeto a la aprobación del juez federal de quiebras, Robert Drain.