REPRESENTANTES DE OBRAS SOCIALES NACIONALES APOYARON EL SISTEMA DE RIESGO COMPARTIDO ACORDADO POR EL MINISTERIO DE SALUD CON NOVARTIS

Visto: 242

Representantes de Obras Sociales Nacionales y Obras Sociales Especiales apoyaron la estrategia de riesgo compartido mediante la cual el Estado nacional garantizará el acceso a la terapia génica de Novartis para el tratamiento de Atrofia Muscular Espinal (AME), independientemente del tipo de cobertura de los pacientes.

De modo unánime, los financiadores de salud celebraron la importancia de “este suceso como un hito en la integración del sistema sanitario”.

“Que el Estado pueda garantizar el acceso a este tratamiento de altísimo precio, en función de la evidencia científica e independientemente del tipo de cobertura médica y del lugar en el que vivan las y los pacientes, es muy importante para que el resto de los financiadores no tenga un gasto catastrófico y pueda trabajar en ampliar cobertura a otras problemáticas de salud”, manifestó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, durante el encuentro.

La ministra detalló que “los recursos de amparo y el alto precio de los medicamentos son las amenazas del sistema de financiamiento de salud” y “enfocar eso hacia una integración del sistema, con un Estado que pueda recibir información, proponer un trabajo sanitario articulado y tener líneas de cuidado por parte de la seguridad social a nivel nacional y provincial va a demostrar que un Estado presente puede ser además eficiente”.

La ministra enfatizó que “implementar esta estrategia de acceso al tratamiento de la terapia génica para AME es un hito que nos abre la puerta para trabajar en conjunto”, y convocó a los presentes a “focalizarnos y hacerlo rápido para dejarla instalada y en marcha”.

La jefa de Gabinete, Sonia Tarragona, refirió que el Ministerio de Salud “tiene una política de integración fuerte en relación con el tratamiento de otras enfermedades poco frecuentes y va construyendo una estrategia muy interesante de abordaje de estas patologías que tanto impactan en el financiamiento”.

Tarragona agregó que “estas políticas no solo contribuyen a mejorar las cuestiones de financiamiento, sino que además contribuyen, como autoridad sanitaria, a construir evidencia científica”.

En sintonía, el dirigente de la Confederación General del Trabajo (CGT), José Luis Lingieri, subrayó que esta iniciativa representa “un primer paso importante que va a beneficiar al conjunto del sistema de salud”.

Lingieri reconoció que afrontar el costo de los medicamentos de alto precio “es un tema que preocupa a la CGT”, por lo que expresó “el apoyo y bienvenida” de la organización sindical al acuerdo alcanzado.

Por su parte, el presidente del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), Fernando Avellaneda, compartió su experiencia en el intento de gestión de acuerdos de riesgo compartido con distintos laboratorios.

Avellaneda aseguró que “todos ponían cláusulas de confidencialidad”, por lo cual el acuerdo logrado por el Estado nacional “quiebra ese concepto”.

En ese sentido, celebró que “abre una posibilidad a quienes tenemos responsabilidades de gestión para poder trabajar de una forma distinta que hasta ahora no se vio”.

En coincidencia, el presidente del Consejo de Obras Sociales de Universidades Nacionales, Francisco Montaruli, elogió la estrategia de integración del sistema de salud, describiéndola como “fantástica” porque “encuentra soluciones a un montón de problemáticas económicas y de sustentabilidad en el sistema de salud”.

Además, el presidente de la Obra Social de las Fuerzas Armadas y de Seguridad (IOSFA), Darío Díaz Pérez, agregó sus felicitaciones a los avances que conlleva la medida y señaló que esta decisión da cuenta de “un Estado responsable que fomenta las articulaciones internas en el sistema de salud y una organización para enfrentar problemáticas de la salud que hasta el día de hoy no estaba muy desarrollada”.

Mediante la Resolución 21/2023, el Estado nacional realizará una inversión superior a los 15 millones de dólares para garantizar el acceso al tratamiento de esta patología independientemente del tipo de cobertura con que la que cuenten las y los pacientes que cumplan con los criterios definidos, los cuales serán evaluados por la Comisión Nacional para Pacientes con Atrofia Muscular Espinal (CONAME).

La iniciativa constituye así una estrategia de abordaje integral que garantiza el acceso, “marcando un importante hito en la integración del sistema de salud”, resaltó Vizzotti.

Cabe destacar que el medicamento onasemnogén abeparvovec (conocido comercialmente como Zolgensma), tiene un valor de venta comercial de más de 2 millones de dólares, que lo posiciona como el de más alto precio de la región y el segundo más caro a nivel mundial. Y en el marco de este acuerdo, el Estado nacional lo adquirirá a un precio de 1,3 millones de dólares (más IVA).

Las pautas de riesgo compartido implican que los pagos serán cumplimentados en tanto los resultados observados en los pacientes concuerden con lo esperado.

Argentina se convierte de esta manera en el primer país de la región en realizar desde el sector público una adquisición bajo estos criterios, que a partir de una inversión eficiente aseguran la sostenibilidad del sistema y la equidad en el acceso.

También participaron de la reunión la subsecretaria de Medicamentos e Información Estratégica, Natalia Ginblat; el Subsecretario de Integración de los Sistemas de Salud y Atención Primaria, Fabián Puratich; el director Nacional de Medicamentos y Tecnología Sanitarias, Emiliano Melero; la directora de Medicamentos Especiales y Alto precio, Natalia Messina; el gerente general de la Superintendencia de Servicios de Salud, David Aruachan; y el director ejecutivo de la Agencia Nacional De Discapacidad (ANDIS), Fernando Galarraga.