REDUCIR LA INEQUIDAD, EL GRAN DESAFÍO EN LA ATENCIÓN DEL CÁNCER

Visto: 232

Datos relevados por All. Can Argentina señalan que en el sector público transcurren en promedio seis meses desde el inicio de los síntomas que podrían hacer sospechar un cáncer y su diagnóstico. Sin embargo, ese retraso se acorta dos meses para quienes tienen un servicio de salud prepago.

El cáncer no es sólo la primera causa de muerte en el mundo -causó casi 10 millones de muertes en 2020- sino que también representa un grave problema de salud pública dadas las contundentes diferencias en cuanto al diagnóstico, tratamiento y atención de acuerdo a los países.

En el mundo desarrollado, el 90% de la población accede a atención efectiva, en tanto esa proporción baja al 30% en lugares más desfavorecidos del planeta. Recientemente, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) presentó un informe que señala que los países de la Unión Europea (UE) gastaron casi 170.000 millones de euros en atención oncológica en 2018. 

No obstante, el factor económico no es el único determinante de inequidad en el abordaje de las enfermedades oncológicas. La edad (las personas mayores reciben menos atención), los estereotipos de género (por ejemplo, en algunos países las mujeres deben pedir permiso al marido para ir al médico), la pertenencia a minorías étnicas (personas de pueblos originarios), el ser parte de minorías sexuales (gays, lesbianas, trans) y la posibilidad de acceder a los centros (vivir en zonas alejadas de ciudades o en áreas rurales) condicionan la equidad en la atención de la enfermedad. 

En el caso de la Argentina, la fragmentación del sistema de salud -compuesto por más de 16.000 proveedores de salud divididos en tres subsistemas: nacional, provincial y municipal- conspira contra la equidad: las provincias más postergadas tienen menos financiación, capacidad, cobertura y acceso, y eso se refleja en el bajo desempeño relativo en términos de resultados en materia de salud. Por ejemplo: la tasa de mortalidad por cáncer de cuello uterino es 8 veces mayor en las provincias más pobres. 

Datos recientes del primer estudio cuali – cuantitativo realizado por All.Can Argentina - una iniciativa que trabaja para mejorar la eficiencia en el cuidado del cáncer centrado en las personas- junto con Ipsos Healthcare Cono Sur reveló que transcurren en promedio seis meses desde el inicio de los síntomas que podrían hacer sospechar un cáncer y eldiagnóstico.Sin embargo, ese retraso se acorta dos meses para quienes tienen un servicio de salud prepago, un dato que marca un alto grado de desigualdad relacionado con la pertenencia a diferentes sectores socioeconómicos.  

De todas formas, pese a la inequidad que se evidencia, un segundo estudio de All.Can Argentina mostró que la atención en el sistema público es la más elogiada ya que se pondera la calidad de los profesionales, aunque se critica la burocracia y el deterioro edilicio y de infraestructura de ese sector.

Las obras sociales (OOSS) presentan más altibajos: se critica su burocracia y la actitud de los empleados, que pueden ser en algunos casos apáticos e indiferentes. Además, hay problemas para acceder a turnos y a medicamentos.

En algunos casos, los pacientes con cáncer enfrentan problemas económicos que los obligan a dejar de tomar alguno de ellos. Los datos relevados también mostraron que casi de la mitad de los pacientes con cáncer cree que no existe un trabajo articulado entre los médicos que los atienden lo que afecta a su vez a la eficiencia en la atención. 

“Para quienes trabajamos en la atención del cáncer, la inequidad en la Argentina es realmente una preocupación y un desvelo, y debemos empeñar hasta el último minuto para evitarla o minimizarla”, concluyó Julia Ismael, oncóloga clínica, ex directora del Instituto Nacional del Cáncer (INC), y miembro del Comité Ejecutivo de All. Can Argentina

Para más información sobre los estudios de All.Can Argentina

Acerca de All. Can Argentina

All.Can es una organización internacional sin fines de lucro de múltiples actores que trabaja para mejorar la eficiencia de la atención del cáncer centrándose en todo el recorrido del paciente. En Argentina está conformada por: la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), a Fundación de Pacientes con Cáncer de Pulmón, la Fundación para la Investigación, Docencia y Prevención del Cáncer (FUCA), Linfomas Argentina, Fundación Argentina de Mieloma, Asociación Civil Sostén, la Universidad del Paciente y la Familia, la Asociación ALMA, las doctoras Julia Ismael y María Viniegra, y la compañía Bristol Myers Squibb (BMS) como miembro financiador.  

@AllCanArgentina

Más información en: https://www.all-can.org/national-initiatives/argentina