CHEMTEST: UNA EMPRESA DE BASE TECNOLÓGICA CON FOCO EN LA DETECCIÓN TEMPRANA DE ENFERMEDADES

Visto: 218

Por  

Desarrollan productos innovadores para diagnosticar infecciones virales, bacterianas y parasitarias de gran impacto en la salud pública.

En el vertiginoso siglo XXI, marcado por la globalización y la movilidad sin precedentes, los desafíos en salud pública se tornan cada vez más complejos y apremiantes. En esa línea, la reciente pandemia de COVID-19 dejó una impronta imborrable, revelando la necesidad urgente de contar con herramientas tecnológicas de vanguardia para combatir enfermedades infecciosas de manera efectiva. 

Aquí es donde entra en escena Chemtest, una empresa argentina de base tecnológica que desarrolla soluciones innovadoras para la detección temprana de enfermedades infecciosas. 

Creada en 2015 por Andrés Ciocchini, Diego Comerci y Juan Ugalde, investigadores del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad Nacional de San Martín (IIB-UNSAM), junto con otros dos socios privados, integrantes de la empresa farmacéutica veterinaria Biochemic, la firma nació como un punto de convergencia entre la biotecnología y la nanotecnología, dando origen a un sistema de diagnóstico para enfermedades humanas y animales.

“Desarrollamos test de alta precisión para el diagnóstico de infecciones virales, bacterianas y parasitarias de gran impacto en la salud pública”, explica a la Agencia de Noticias Científicas de la Universidad Nacional de QuilmesDiego Comerci, doctor en biotecnología del IIB y cofundador de ChemtestEstos dispositivos portátiles de diagnóstico in situ, permiten la detección temprana de enfermedades en áreas remotas sin acceso a infraestructura médica. En ese sentido, son aplicables tanto en laboratorios como en salas de atención primaria o en corrales en medio del campo, y son capaces de identificar patologías tales como el mal de Chagas, el Síndrome Urémico Hemolítico, la brucelosis, la fiebre aftosa y el dengue, por ejemplo.

Un poco de historia

Los cimientos de esta empresa se remontan a 2013, cuando sus fundadores formaron parte de un consorcio de investigación conformado por empresas privadas e instituciones públicas, con financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT).

Fue en este contexto que surgió el dispositivo de diagnóstico llamado “NanoPoc”, un detector de enfermedades infecciosas portátil e instantáneo que marcó el comienzo de la historia de Chemtest. En lugar de transferir la tecnología a terceros, los fundadores decidieron emprender por cuenta propia y se asociaron con la empresa veterinaria Biochemic. Esta colaboración estratégica resultó crucial para el éxito de la empresa, al combinar la experiencia del sector privado con la excelencia académica.

Así, la clave de su éxito radicó en la formación de un equipo de trabajo que aprovechó lo mejor de ambos mundos, abordando desafíos que van desde la organización empresarial hasta la gestión de calidad de los productos.

“El desarrollo de los autotests o test rápidos son sistemas de detección temprana, de alerta temprana, que no atentan contra el trabajo de los bioquímicos y los diagnosticadores clínicos, sino que mejora y facilita el acceso de los pacientes al sistema de salud pública”, sostiene Comerci. 

Innovación con valor agregado

Además del “NanoPoc”, Chemtest desarrolló una línea de diagnóstico exclusiva para diarreas bacterianas, que son responsables de diarreas sanguíneas y del Síndrome Urémico Hemolítico, una enfermedad con una alta incidencia en Argentina y a nivel global. 

Sin embargo, el producto más novedoso es un kit para la medición cuantitativa de anticuerpos para COVID19 en base al primer estándar internacional elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se llama Chemlis COVID-19 Quanti IgG y es el primero de su tipo en Argentina. No solo informa si una persona tiene anticuerpos, ya que también dilucida si los tiene en cantidad suficiente para estar protegida. En este sentido, a partir de parámetros internacionales, permite decidir si es necesario administrar dosis de refuerzo de las vacunas. 

“La pandemia cambió la percepción de los autotests y sistemas de detección temprana, demostrando su importancia en el acceso a la atención médica y el control de enfermedades”, dice el director de Chemtest.

Con todo, esta empresa de base tecnológica es un ejemplo de cómo las alianzas estratégicas pueden impulsar la innovación en el ámbito científico en Argentina y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Su compromiso con la tecnología y la ciencia promete seguir marcando la diferencia en la detección temprana de enfermedades, tanto en el país como en el extranjero.

Fuente: Universidad Nacional de Quilmes