EL IMPLANTE COCLEAR MEJORA LA CALIDAD DE VIDA DE MILES DE PERSONAS CON PÉRDIDA AUDITIVA SEVERA

Visto: 282

25 de febrero | Día Mundial del Implante Coclear

En Argentina entre 700 a 1.200 niños al año nacen con pérdida auditiva y más de 500.000 personas viven con problemas auditivos.
Se estima que el número ya excedió los 60.000 implantes cocleares colocados.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Implante Coclear, el Hospital Británico de Buenos Aires recuerda la importancia de concientizar sobre la detección temprana y el tratamiento de la hipoacusia.

La hipoacusia es una dificultad que altera la calidad de vida del ser humano. La falta de audición en la infancia provoca que la interacción social sea dificultosa y que los niños tengan que realizar un mayor esfuerzo cognitivo para el aprendizaje, por lo que debe ser tratado de manera inmediata. En el adulto conlleva a una dificultad para comunicarse, llevando al aislamiento social, bajo rendimiento laboral, disminución de la autoestima y depresión, mientras que en los adultos mayores aumenta el riesgo de desarrollar demencias.

IMPLANTE COCLEAR EN ARGENTINA:

En 1987, el Dr. J. A. Schwartzman y equipo realizaron, en el Hospital Británico de Buenos Aires, los primeros tres Implantes de Latinoamérica.

En Argentina se estima que el número ya excedió los 60.000 implantes cocleares colocados. Cabe resaltar que en nuestro país entre 700 a 1.200 niños al año nacen con pérdida auditiva y más de 500.000 personas viven con problemas auditivos.

Se puede colocar un implante coclear en un niño a partir de los 8 meses de vida hasta pacientes adultos mayores de manera unilateral o bilateral. En los bebés es importante realizar un diagnóstico temprano, dentro de los tres primeros meses de vida, para planificar su tratamiento y lograr lo antes posible un desarrollo de la vía auditiva normal.

“La intervención del implante coclear contribuye para mejorar la calidad de vida de miles de personas con pérdida auditiva. Se evalúa en el caso de aquellos pacientes que presentan pérdida de audición de severa a profunda, que no reciben beneficios con el uso de audífonos. Es prioritario concientizar a la población sobre la importancia de la detección temprana de la hipoacusia y su tratamiento inmediato”, explica la Dra. Carolina Binetti, Jefa del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Británico de Buenos Aires, (M.N. 97.025)

Según la Organización Mundial de la Salud, existen más 360 millones de personas con pérdida auditiva, 5 % de la población mundial. La incidencia en niños es de 5 cada 1.000 recién nacidos, proporción que aumenta a 1-10/100 y 1-2/50 en los recién nacidos internados en terapia intensiva neonatal.

En América Latina hay aproximadamente 30 millones de personas con pérdida auditiva, de las cuales 5 millones presentan hipoacusia de tipo severa.

Actualmente se estima que alrededor de un millón de personas fueron implantadas en el mundo.

“Es importante detectar las pérdidas auditivas de manera rápida e instituir el tratamiento adecuado, que va desde la colocación de audífonos hasta un implante coclear. El implante coclear es un dispositivo electrónico, complejo y pequeño. A diferencia del audífono que amplifica el sonido, el implante se ubica en la parte dañada del oído interno (cóclea), y envía las señales sonoras eléctricas al nervio de la audición, permitiendo que esta información llegue al cerebro donde es interpretada”, agrega Binetti.