“ME ARREBATARON LA VIDA” LA PRIMERA DEMANDA CONTRA ASTRAZENECA EN LA ARGENTINA

Visto: 608

Flavia Ochoa de 39 años cordobesa de la localidad de Coronel Moldes presentó una demanda judicial contra la farmacéutica AstraZeneca luego de afirmar que los efectos de la vacuna contra el Covid 19 de ese laboratorio, la dejaron incapacitada en un 75%.

"Me arrebataron la vida. Soy madre de un nene de 5 años, jamás fui informada y tampoco se me advirtió que podría sufrir efectos adversos, como asimismo de los riesgos/beneficios de la inoculación. No hubo un verdadero consentimiento de mi parte, solamente nula información y coacción", señaló la demandante.

Lo notable de esta presentación judicial es que si bien se conoció en estos días, fue realizada (primero con un trámite administrativo en el ministerio de Salud) anteriormente a que en Europa se retire la vacuna de circulación luego de denuncias en Inglaterra, el país de origen de la farmacéutica productora, en el que los afectados informaron de graves síntomas que emergieron con posterioridad a la aplicación, tal como lo informaron los medios en su momento, entre ellos Pharmabaires: "VACUNA DE ASTRAZENECA CONTRA EL COVID: MUERTES Y LESIONES GRAVÍSIMAS"

Luego de la vacuna la paciente comenzó a padecer severos trastornos de movilidad y su médico de cabecera le indicó que estos podían ser producto de los efectos secundarios de la aplicación y luego de algunos exámenes, el diagnóstico posterior a los síntomas fue el síndrome de Guillain barré con cuadripesía. Pese al paso del tiempo la demandante sigue con fuertes dolores musculares, cefaleas, náuseas y la depresión consecuente de estos síntomas.

La demanda judicial que también involucra al Estado argentino y en total es por aproximadamente 100 millones de pesos, le solicita al juez la declaración de inconstitucionalidad de la ley de vacunas por el que el Estado elimina la posible responsabilidad indemnizatoria de los productores de las inyecciones. La afectada recurrió al juzgado federal de Río Cuarto a cargo del juez federal Carlos Ochoa, que aunque curiosamente tiene el mismo apellido de la demandante no tiene ningún vínculo con ella.

Cabe destacar que tanto la demanda en argentina como las otras en el Reino Unido se realizan cuando en pocos días más, el 27 de mayo, en Ginebra, los 194 países que integran la Organización Mundial de la Salud debatirán un tratado mundial de Pandemias que busca prever qué hacer en casos de emergencia sanitaria como fue la pandemia del Coronavirus. (Ver: “TRATADO MUNDIAL DE PANDEMIAS: ¿DECISIÓN HISTÓRICA O FANTASÍA?”).

Es altamente probable que en las deliberaciones o en el tratado final que se busca firmar se establezcan competencias y responsabilidades de las farmacéuticas frente a posibles demandas como las mencionadas, además de tratar otros temas centrales que vincularán, seguramente, a los estados miembros con el intercambio de información, el seguimiento de nuevos patógenos y el protocolo a seguir en caso de nuevas pandemias.